Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Los comerciantes declaran la 'guerra' a Belloch por los perjuicios de las obras del tranvía

Ecos acusa al alcalde, en su periódico, de "poner en jaque" al sector y lanza un S.O.S. en una portada teñida de negro.Pese a las críticas, la federación dice que está abierta al diálogo

Ecos repartió ayer 100.000 ejemplares de su boletín bimensual
Los comerciantes declaran la 'guerra' a Belloch por los perjuicios de las obras del tranvía
JUAN CARLOS ARCOS

"S.O.S. Belloch pone en jaque al comercio de Zaragoza". Con este contundente titular sobre un fondo negro en la portada de su periódico bimensual, la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (Ecos) declara abiertamente la 'guerra' al alcalde de la ciudad por los perjuicios que ocasionan las obras del tranvía al sector en plena crisis: 796 establecimientos, 810 empresas de servicios y 591 locales de hostelería afectados por los trabajos, que se prolongarán durante 21 meses en pleno centro de la ciudad.

 

Para los comerciantes hay un único culpable, el alcalde Belloch, para el que utilizan incluso un lenguaje bélico. "Sin el menor empacho se ha lanzado con armas y bagajes a someternos a unas obras de dos años de duración, haciéndolas coincidir con el Plan E 2009 y el que probablemente se apruebe en 2010", dicen en el editorial. Y le acusan de "insensible ante los lacerados empresarios de comercio y servicios afectados por este faraónico proyecto del tranvía". Pero no se quedan ahí y consideran que "el comportamiento del alcalde con el comercio y los servicios de la ciudad no tiene precedentes en la dilatada historia del Consistorio Cesaraugustano".

 

Ecos, que se presenta como "legítima representante del sector empresarial zaragozano del comercio y los servicios", asegura que el alcalde no ha atendido las peticiones y sugerencias de la Federación y le instan a no seguir adoptando "decisiones perjudiciales" que -a su juicio- "están poniendo en jaque" al sector y que podrían convertirse "en jaque mate".

 

Ya sin personalizar en Belloch, la publicación recoge las peticiones de los comerciantes, aunque no sin criticar la "actitud opaca, evasiva e inflexible" del Consistorio por no atender, por ejemplo, la solicitud de retrasar las obras de inicio del tranvía a febrero de 2010 para salvar el periodo de Navidad y de no acometer reformas integrales de calles.

 

Pese a la campaña de información prácticamente puerta a puerta semanas antes del inicio de las obras, la Federación también asegura que el Ayuntamiento no se ha dirigido al sector en tres años y que ante sus alegaciones se ha mostrado "evasivo" e "inflexible". Todo esto lo consideran "inaudito" porque recalcan que estas obras afectan a 2.000 establecimientos y no a los 650 estimados por la teniente de alcalde de Servicios Públicos, Carmen Dueso.

 

En este sentido, Ecos, que asegura estar abierta al diálogo, reitera la necesidad de una mejor planificación de las obras, más información, un plan de afección al comercio que se haga efectivo y exenciones fiscales para los afectados. Precisamente, esta última petición se incluye en el convenio que el Ayuntamiento de Zaragoza firmó con sindicatos y representantes empresariales como la Confederación de Empresarios de Zaragoza en la que se incluye Ecos. No obstante, Ecos ya criticó que las medidas adoptadas no eran otras que las ya previstas en las ordenanzas municipales.

Críticas internas

En total, se van a repartir 100.000 ejemplares de esta publicación que dirige el secretario de Ecos, Vicente Gracia. Sin embargo, la dura línea editorial ha levantado algunas críticas dentro de la Federación. Incluso se ha enviado un escrito al propio secretario general para manifestarle su malestar con el contenido del editorial que, según consta en la carta, refleja más "una rabieta personal" que un sentimiento general de los comerciantes. Además, lo compara con un manifiesto de la oposición municipal.

 

Precisamente, en los últimos días se ha rumoreado la posibilidad de que Vicente Gracia pudiera integrarse en las listas del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, extremo que él negó ayer. Defendió que su única afiliación es a Ecos. También dijo no haber recibido ninguna queja interna sobre la publicación.

Etiquetas