Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

URBANISMO

Alivio para el tráfico del Casco Histórico tras la apertura de la calle Mayor y del Coso Bajo

Hoy se abrirá a la circulación el paseo de la Ribera, a la espera de la puesta en servicio del puente de Piedra el próximo día 19Belloch dice que en 2010 habrá menos obras

Los problemas de tráfico que viene arrastrando el Casco Histórico por culpa de las obras del Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) experimentaron ayer un importante alivio con la apertura a la circulación de la calle Mayor y, sobre todo, del Coso Bajo, por el que ya circulan las líneas 21, 22, 32, 35, 39 y N1. A esta mejora de la movilidad en la ciudad se sumará hoy la apertura parcial del Balcón de San Lázaro, con la entrada en servicio del paseo de la Ribera. El puente de Piedra, que lleva cerrado desde abril, tendrá que esperar al próximo 19 de octubre, cuando se dé paso al transporte público.

 

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, acompañado por el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, y por el presidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico, José Manuel Alonso, recorrió ayer tanto la calle Mayor como el Coso Bajo para conocer in situ el resultado de las obras. "Como siempre, se quiere dar más espacio a los peatones y al transporte público que al vehículo privado, que no debe ser el protagonista en el centro de la ciudad", declaró.

 

El proyecto de reforma de la calle Mayor, que también ha supuesto la mejora de San Lorenzo y Hermanos Argensola, ha supuesto una inversión de 1,2 millones de euros y se ha ejecutado en cinco meses. En total, se han renovado más de 2.500 metros cuadrados de espacio peatonal, así como las tuberías de abastecimiento y saneamiento y el mobiliario urbano.

Finalizan varios desvíos del bus

Tras recorrer la calle Mayor, Belloch visitó el Coso Bajo, en el tramo comprendido entre Cantín y Gamboa y Alonso V, que está finalizado a la espera de algunos remates, como parte del mobiliario urbano, el arbolado o la pintura del carril bici. No obstante, la calle, cuya reforma ha supuesto 2 millones de euros, está preparada para el paso de vehículos. La reforma ha ampliado el espacio peatonal, se ha construido un carril bici y se han renovado todas las infraestructuras subterráneas.

 

Con la finalización de las obras, los autobuses de las líneas 21, 22, 32, 35, 39 y N1 recuperan su recorrido por el Coso y sus paradas habituales. De este modo, concluye el periodo de desvíos por Asalto y Cantín y Gamboa.

 

El alcalde de Zaragoza también anunció la próxima apertura al tráfico de la zona del balcón de San Lázaro y el puente de Piedra. En concreto, a partir de las 12.30 de hoy se permitirá la circulación rodada en el tramo del paseo de Ribera, en la margen izquierda. No obstante, se ha decidido esperar a abrir al transporte público el puente de Piedra, para evitar confusiones por las afecciones que causarán las fiestas del Pilar a los recorridos de los autobuses. Por eso, la apertura total se producirá el 19 de octubre, con más de dos meses de retraso sobre los plazos previstos.

 

También a partir de mañana se abrirá buena parte del espacio (8.000 de los 11.500 metros cuadrados) a los peatones, a la espera de que se pueda completar la totalidad de la obra. Según explicó el concejal de Infraestructuras, Jerónimo Blasco, la reforma del Balcón de San Lázaro estará concluida en un mes.

"Vamos a dar un respiro"

Belloch aprovechó la visita a la calle Mayor y al Coso Bajo para anunciar que en 2010 no habrá tantas obras como en 2009. "Si este año hemos tocado 80 calles y en muchos casos rehabilitaciones integrales, el que viene no tendrá semejante alud de obras. Vamos a dar un respiro al conjunto de la ciudadanía", declaró. "Miguel de Ara será lo único que quedará por cerrar -concluyó-. No volveremos a tocar el centro en una buena temporada".

Etiquetas