Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La Policía Local teme un colapso por la obra del tranvía si el tráfico no cae entre el 10% y el 20%

Recomienda circular por los cinturones y reducir el uso del vehículo privado con los cortes que habrá el lunes

El tráfico de la ciudad tendrá el próximo lunes una importante prueba. Entonces, las obras del tranvía obligarán a cortar uno de los principales ejes de entrada a la ciudad, el procedente de la carretera de Valencia, que absorbe el tráfico de 20.000 vehículos al día, además de hasta ocho líneas de autobús en algunos tramos. El cierre sentido centro de Vía Ibérica, Isabel la Católica y Gran Vía supondrá que todo ese flujo de tráfico deberá reorganizarse por otras calles. Según estimaciones de la Policía Local, la circulación deberá bajar entre un 10% y un 20% para que estas vías no se hagan intransitables.

 

El gran volumen de vehículos desplazados de su trayecto habitual hará que las congestiones sean inevitables en las calles cercanas. Así, la entrada de la carretera de Valencia, que habitualmente ya presenta retenciones en las horas punta, será uno de los puntos más conflictivos. Además, calles paralelas al eje cortado, como La Vía, Asín y Palacios, Cortes de Aragón o Hernán Cortés sufrirán un tráfico intenso. Aunque la incidencia será menor, otras vías más alejadas de la zona de 'conflicto' también recibirán un incremento de vehículos.

La mayor preocupación se centra en las horas punta. La Policía Local reforzará sus servicios en las franjas de 8.00 a 9.00, de 13.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.30. Son los horarios de entrada y salida de colegios y trabajos, donde a los vehículos particulares y a los autobuses urbanos se une el transporte escolar, muy habitual en la zona de obras por la presencia de un buen número de colegios en Casablanca y Romareda.

Dejar el coche en casa

El comienzo de las obras coincide con la vuelta al funcionamiento 'habitual' de la ciudad. El área de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza calculaba que a comienzos de septiembre la circulación podría estar un 10% por debajo de lo normal, ya que algunas familias aún estaban de vacaciones, no había clase en la Universidad... Con la vuelta al ritmo 'invernal', el tráfico aumentará algo con respecto a las semanas pasadas, aunque el Consistorio espera que la presencia de las obras y las recomendaciones lanzadas desde hace semanas hagan ver a los conductores que, al menos para determinados desplazamientos, es mejor dejar el coche en casa.

 

Además, se recomienda usar el transporte público, que se reforzará desde el lunes para mantener la frecuencia de las líneas pese al aumento de los recorridos, obligado con los cortes. Así, 15 vehículos reforzarán desde el lunes las líneas 20, 30, 40, 42, 45, 141, C3 y C5, las desviadas por las obras. También el lunes se estrenará la lanzadera C6, que une Asín y Palacios -por la que pasan seis líneas desviadas- y la puerta del Miguel Servet. Los autobuses, además, tendrán preferencias para que puedan cumplir con sus horarios.

Para los que tengan que coger el coche, el consejo es claro: evitar intentar atravesar la ciudad por el centro a toda costa. Para ello, se recomienda usar los cinturones, tanto el tercero como el cuarto, para los recorridos entre barrios. Además, el segundo cinturón formado por Valle de Broto y Marqués de la Cadena será la mejor manera de conectar las dos márgenes de la ciudad.

Por último, se pide que se cumplan las indicaciones específicas de los carteles indicativos, donde se detallan los desvíos recomendados y obligatorios.

Etiquetas