Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Un grupo de timadores se hacen pasar por funcionarios para vender filtros de agua

Hacen supuestos análisis en las casas en los que 'demuestran' que el suministro es malo

Un presunto grupo de timadores, que se hacen pasar por técnicos municipales, está llamando en los últimos días a las puertas de varios hogares zaragozanos para, con la excusa de comprobar la calidad del agua que llega a las casas, intentar vender supuestos filtros para 'mejorar' el suministro. El Ayuntamiento quiso aclarar que no está realizando ninguna campaña de inspección y que el suministro es el adecuado, mejor incluso que hace unos meses por la llegada del caudal proveniente del pantano de Yesa.

 

La alarma ha saltado esta semana, ya que el área de Infraestructuras del Ayuntamiento y el teléfono 010 han recibido varias llamadas de gente preguntando por este asunto. Incluso una empleada del área recibió la visita de estas personas en su domicilio.

 

Los presuntos timadores llaman a las puertas de casas de personas generalmente mayores, y dicen pertenecer a la 'compañía de aguas de Zaragoza'. Así, se cuidan de no identificarse directamente como empleados del Ayuntamiento, ya que la ilegalidad entonces sería manifiesta. Entran para hacer un supuesto estudio municipal de la calidad del agua, y para ello utilizan probetas en las que el líquido cambia de color, como una supuesta demostración de que el agua que llega al domicilio no es la adecuada.

 

Para remediarlo, claro, ellos tienen la 'solución': unos filtros para los grifos que mejoran la calidad del agua y que les venden en el momento. El Ayuntamiento desconoce cuál es el precio de estos instrumentos, ya que no ha habido denuncias y tampoco hay constancia de que hayan conseguido colocar alguna venta en algún hogar.

 

Por ello, el Consistorio advierte a los ciudadanos de que el Ciclo Integral del Agua de Zaragoza se gestiona exclusivamente desde el área de Infraestructuras, y que no hay ninguna empresa encargada de hacer controles por su cuenta. Además, las pocas veces que algún trabajador municipal debe personarse en un domicilio particular por necesidades de servicio, está acreditado perfectamente con una identificación personal.

Unos controles rigurosos

El Ayuntamiento realiza controles rigurosos en la cabecera por medio del laboratorio de la Planta Potabilizadora de Casablanca; además, el Instituto Municipal de la Salud Pública también vigila numerosos puntos de la red de abastecimiento. Con esos controles en la mano, el área de Infraestructuras garantiza que "la calidad y la potabilidad del agua que consumimos en Zaragoza está plenamente garantizada", según señaló ayer el Consistorio en una nota de prensa.

 

La calidad del agua, además, ha aumentado considerablemente desde comienzos de verano, ya que a finales de junio Zaragoza comenzó a recibir aportes del agua del Pirineo a través del pantano de Yesa. Actualmente, esta aportación supone el 50% del agua que entra en la potabilizadora.

Etiquetas