Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SEXO EN LAS CALLES

La Policía afirma que trabaja contra mafias que explotan a las mujeres

Recuerda que pactar de forma privada prácticas sexuales a cambio de dinero no es delito y que es difícil acabar con los conflictos causados por algo que no es ilegal.

"La Policía Nacional trabaja desde su ámbito para perseguir a las mafias que trafican con seres humanos, favorecen y se lucran de la prostitución y las infracciones a la Ley de Extranjería, pero poco puede hacer para perseguir algo que no es ilegal, como que un hombre y una mujer pacten de forma privada practicar sexo a cambio de dinero". Así se explican fuentes oficiales que aseguran, además, que los agentes cumplen con su labor, "de forma callada", y que cada mes llevan a cabo detenciones por proxenetismo, por delitos contra los derechos de los trabajadores, favorecer la prostitución o la inmigración ilegal.

Las mismas fuentes aseguran que la relación con las asociaciones vecinales de los barrios que tienen este problema es permanente y que conocen perfectamente el trabajo que hacen los funcionarios policiales. No obstante, señalan que terminar con estos conflictos "es muy complicado y de difícil solución", sobre todo "cuando se ven implicadas varias administraciones".

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan es que cuando detienen a proxenetas, las mujeres explotadas raramente quieren declarar contra ellos ante un juez y, en el caso de que se llegue a juicio, ante un tribunal.

En el caso de los inmigrantes ilegales, la expulsión solo se produce tras un proceso burocrático administrativo largo y complejo eso, si el país de origen reconoce como súbditos suyos a los expedientados. Este sistema provoca que vuelvan a estar en las calles en muy poco tiempo, salvo que se les pille cometiendo un delito.

En cuanto al Ayuntamiento, su competencia en todo este asunto se limita a las licencias, horarios y aforos de los locales, según explican fuentes municipales. "Se trata de ver si su situación administrativa es legal o ilegal. Pero poco más se puede hacer", señalaron.

Mientras, los vecinos de la calle de Escosura y adyacentes continuarán con la movilización que comenzaron esta pasada semana. Así, el próximo viernes, a partir de las 23.00, volverán a salir a las calles y ocuparán las esquinas para evitar que en ellas se ejerza la prostitución. Respecto a la actuación policial, desde la Asociación Nuevo Futuro aseguran que hacen lo que pueden "con posibilidades que tienen hoy por hoy", pero quieren que sean más eficaces y haya agentes fijos en la zona.

Etiquetas