Despliega el menú
Zaragoza

A UN AÑO DE LA MUESTRA

La Expo tuvo un impacto económico en Aragón de casi 2.600 millones

Un informe de la Fundación Economía Aragonesa presentado este jueves calcula el efecto global sobre Aragón y su capital, y cifra en 20.000 el número de empleos generados por las inversiones y la actividad de la muestra entre 2005 y 2008.

El impacto económico generado por la organización de Expo Zaragoza 2008, derivado de la inversión en las obras del recinto y otras infraestructuras, el efecto arrastre sobre el conjunto de las ramas de actividad y el gasto turístico durante los tres meses de celebración, ascendió a 2.585 millones de euros.

Así se desprende de un estudio elaborado por la Fundación Economía Aragonesa (FUNDEAR), presentado, cuando se cumple un año de su inauguración, por el director de esta entidad, José María Serrano; la presidenta de Expo Zaragoza Empresarial, Encarnación Vivanco; el consejero de Economía del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, y el responsable de Cultura y Grandes Proyectos del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco.

Las inversiones destinadas en Aragón a la construcción de la muestra internacional, así como a diferentes infraestructuras incluidas en el Plan de Acompañamiento, ascendieron a 1.527,8 millones de euros, entre los años 2005 y 2008.

Estas inversiones generaron un efecto arrastre por valor de 655,8 millones de euros en la producción de las diferentes ramas de actividad de la economía regional.

El sector de la construcción fue el más beneficiado por el incremento de la producción regional, al acaparar el 76,9 por ciento del impacto originado por las inversiones, seguido de la industria manufacturera, con el 11,2 por ciento, y los servicios, con el 8,9 por ciento.

Respecto al empleo, las inversiones en la construcción de la Expo y el resto de infraestructuras generaron 19.714 puestos de trabajo entre los años 2005 y 2008, principalmente en la construcción y los servicios, con el 69,6 y el 20,1%, respectivamente.

Según el informe, si todo el gasto de inversión se hubiera concentrado en 2008, Expo Zaragoza hubiera representado en torno al 7,5% del Producto Interior Bruto (PIB) de Aragón.

Además, sólo durante los tres meses de celebración de la muestra, se produjo un gasto turístico directo de 283,6 millones de euros por parte de los visitantes y las delegaciones de los países participantes, lo que, a su vez, generó un efecto económico indirecto de otros 117,4 millones en el conjunto de las ramas de actividad de la economía.

Esta actividad turística permitió la creación de otros 5.670 empleos, de los que 5.263 se concentraron en el sector servicios, sobre todo en el comercio minorista, la hostelería y las actividades recreativas.

Al margen del impacto económico generado por las obras y el turismo, el estudio incide en el efecto dinámico generado por la Expo en la economía aragonesa.

Los expertos que han elaborado el informe calculan que el incremento generado por la Expo en el capital productivo y el empleo se traducirá en un aumento adicional del PIB de 1,17% , respecto a si no se hubiera celebrado la muestra.

El 0,88% del incremento adicional se producirá entre los años 2008 y 2011, y el resto, hasta 2016.

El estudio destaca asimismo otra serie de efectos "cualitativos e intangibles" generados por la Expo, como el salto en imagen y notoriedad de la ciudad de Zaragoza, y la calidad de vida de sus ciudadanos, por la mejora en infraestructuras, transporte público y vida cultural, entre otros aspectos.

Preguntado por el informe publicado hace una semana por el Tribunal de Cuentas, en el que se establece un saldo bruto negativo de explotación de 54,5 millones de euros a 30 de septiembre de 2008, el consejero Larraz ha considerado que el informe es "excelente", porque dice que la gestión ha sido "impecable", independientemente de los "pequeños problemas" que siempre hay en este tipo de grandes eventos.

Etiquetas