Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

El Ayuntamiento abrió casi 91.000 diligencias a morosos en 2008 y ejecutó 26.650 embargos

La oficina de Recaudación Ejecutiva de Vicente Berdusán se llenó de contribuyentes tras la última oleada de avisos de embargo
El Ayuntamiento abrió casi 91.000 diligencias a morosos en 2008 y ejecutó 26.650 embargos
JUAN C. ARCOS

El Ayuntamiento de Zaragoza abrió en 2008 casi 91.000 diligencias a morosos de las que 26.650 acabaron en embargo. El 89% de los expedientes afectaron a cuentas corrientes. Pero los responsables del servicio de recaudación también trabaron salarios y pensiones, coches y, en menor medida, propiedades inmobiliarias. El esfuerzo por conseguir reducir el fraude y que los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales se tradujo el año pasado en 555.000 notificaciones, casi todas ellas no exigidas por la ley, en las que el Ayuntamiento avisó a los morosos de sus cuentas pendientes.

Estos son los principales datos que arroja el balance del servicio de recaudación municipal en 2008, que se cerró con 80.399 morosos, cuyas deudas con las arcas municipales representaban 51,88 millones de euros. La cifra es un 15% superior a la registrada al cierre del ejercicio de 2007, pero en los últimos meses se ha logrado reducir.

A 10 de mayo, el Ayuntamiento contabilizó 79.029 deudores cuyos incumplimientos con el fisco municipal rondaban los 48,45 millones de euros. El 86,45% de estas deudas eran inferiores a los mil euros. Fuentes municipales indicaron que en junio se espera que esta cifra caiga hasta los 45 millones de euros. Iniciativas como la campaña de avisos de embargo a vehículos impulsada por el servicio de recaudación hace unas semanas figuran entre los motivos que permiten una mejora de los niveles de cobro.

El Consistorio tramitó 90.853 diligencias de embargo en 2008, proceso que dura entre dos y cuatro meses y que se inicia cuando han vencido los periodos de pago voluntario y ejecutivo. 81.635 fueron diligencias contra cuentas corrientes, de las que se ejecutaron 24.446. El resto de los morosos pagaron sus deudas antes de que llegara el embargo. Hubo 522 diligencias contra coches, 30 de los cuales fueron subastados. Respectos a los bienes inmuebles, se iniciaron 165 expedientes, de los que se ejecutaron 3. Por último, se trabaron 3.692 devoluciones de la declaración de la renta.

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza, Francisco Catalá, se mostró satisfecho con el trabajo de recaudación, que ha conseguido que, pese a lo abultado de las cifras de avisos de embargo, el porcentaje de impagos sea muy reducido. "Somos una de las ciudades de España con un mayor nivel de domiciliaciones y el nivel de pagos es muy alto", declaró Catalá. En concreto, la recaudación supera desde hace años el 95% del volumen de recibos girados.

Facilitar el pago

Catalá destacó que "la sociedad no valora a los que no pagan sus impuestos". No obstante, consciente de que muchos ciudadanos están sufriendo las consecuencias de la crisis en sus bolsillos, el responsable municipal destacó que el Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha una serie de medidas para facilitar el pago a los contribuyentes.

En concreto, para acceder a los planes de aplazamiento o fraccionamiento de facturas ya no se exigirá aval bancario ni que el máximo de la deuda sea de 18.000 euros. No obstante, Catalá declaró que la crisis económica no ha supuesto un incremento sustancial de los impagos por el momento.

Destacó la alta cantidad de comunicaciones (555.000) que hace el Ayuntamiento para avisar de los impagos sin tener obligación legal de hacerlo. "Muchas veces esas cartas quieren motivar al contribuyente a que se acerque al Ayuntamiento y solucione un problema puntual", declaró.

Además de cartas, el Ayuntamiento atendió 323.297 consultas en ventanilla, tanto las referidas a deudas en periodo voluntario como en fase de apremio. La atención telefónica se saldó con 41.700 llamadas y los cobros por esta vía alcanzaron los 19.841.

Etiquetas