Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PRISIONES

La Policía busca con perros la partida de droga que pudo causar tres muertes en Zuera

Los sindicatos de prisiones acusan a la dirección del penal de no ofrecer suficiente información y de propiciar que surjan sospechas.

Centro penitenciario de Zuera (Zaragoza)
La Policía busca con perros la partida de droga que pudo causar tres muertes en Zuera
JUAN CARLOS ARCOS

Los perros antidroga de la Policía Nacional han entrado en la cárcel de Zuera para intentar encontrar la partida que ha podido causar el fallecimiento de tres internos en tan solo seis días. Según fuentes de Instituciones Penitenciarias, esta es una de las últimas medidas adoptadas para esclarecer los hechos y evitar que se produzcan nuevos casos. No obstante, el centro penitenciario prefiere no hablar de los resultados de la investigación interna hasta que que haya una resolución judicial y se conozca el resultado de la autopsias.

Sin embargo, la "prudencia" que reivindica la Dirección General de Instituciones Penitenciarias ha sido ya criticada por algunos sindicatos de prisiones, que consideran que el silencio oficial está propiciando que surjan sospechas injustificadas. "La dirección del centro tiene ya bastante claro lo que ha sucedido e incluso se han adoptado medidas, pero al guardar silencio están haciendo que se cuestione el trabajo de los funcionarios", señalan desde Acaip. "La familia del último fallecido ha llegado a hablar de una posible agresión -añaden-, y al no dar más información sobre lo sucedido nos hacen a todos sospechosos".

Según fuentes de Instituciones Penitenciarias, la familia de este recluso no ha presentado todavía ninguna reclamación oficial contra el centro.

Tres casos en seis días

El primero de los fallecimientos por presunto consumo de drogas se produjo el pasado 30 de diciembre, y al fallecido se le encontraron varias bolas de hachís y heroína ocultas en el interior del cuerpo. El segundo caso se registró solo un día más tarde, mientras que el tercero y último tuvo lugar el pasado domingo, 4 de enero. Todas las víctimas se encontraban en el módulo seis o de destinos, donde cumplen condena los reclusos que tienen un empleo dentro del penal. Por ello, desde el principio se pensó en una partida adulterada o demasiado pura en esta parte de la cárcel.

En los tres casos, la muerte de los internos se produjo de forma fulminante. De hecho, todos habían sido vistos pocas horas antes en perfecto estado. Esta circunstancia reforzó las sospechas de los responsables de la prisión sobre la posibilidad de que hubieran consumido droga adulterada o excesivamente pura de la misma partida.

A la espera de los análisis

Los forenses que practicaron las autopsias a los fallecidos han remitido muestras al laboratorio de Toxicología para comprobar si realmente habían consumido algún tipo de droga. En estos casos, se envían muestras de sangre, orina y humor vítreo, que es el líquido gelatinoso y transparente que rellena el espacio comprendido entre la retina y el cristalino. Sin embargo, los resultados de estos análisis podrían tardar todavía algún tiempo. Y hasta que no se reciban, no se podrán cerrar los informes oficiales de las autopsias.

Según ha podido saber este periódico, en el caso del último fallecido, durante el registro de su celda se encontró un papel de plata (del que llevan las cajetillas de tabaco) con restos de alguna sustancia. Este material ha sido enviado también al laboratorio para su análisis, ya que podría servir para identificar las sustancias que se utilizaron para cortar la droga.

Etiquetas