Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Los funcionarios denuncian el gasto de 7.500 € por juzgado en sillas "innecesarias

Los sindicatos recuerdan que se ha suprimido un servicio "esencial" como la segunda guardia por falta de presupuesto

El Gobierno aragonés ha sorprendido a los funcionarios de Justicia con un 'plan renove' de mobiliario que según un escrito dirigido a los secretarios judiciales va a suponer un gasto de 7.500 € por juzgado en sillas. Solo en Zaragoza, y sin contar con la Audiencia Provincial, existen 58 órganos, por lo que la inversión necesaria para acometer una renovación completa ascendería a medio millón de euros. Sin embargo, la DGA mantiene que solo se va a gastar 90.000 en la adquisición de 237 sillas con la finalidad de "renovar el mobiliario más obsoleto y mejorar las condiciones de trabajo".

Para los sindicatos, se trata de una de decisión "totalmente inoportuna e innecesaria". Sobre todo, recuerdan, porque el departamento de Justicia ha esgrimido la falta de presupuesto y la necesidad de establecer "prioridades" para cerrar un servicio "esencial" como el segundo juzgado de guardia.

El Ejecutivo autonómico remitió hace unos días un escrito a los juzgados informándoles de la próxima renovación del material. En dicho documento, se detallaba también el precio de los sillones, porque no todos son iguales. Los adquiridos para los despachos de jueces y secretarios son de piel y cuestan 812 euros cada uno. Se complementan con otras tres sillas por estancia, por importe de 501 euros la unidad. El resto de trabajadores se sentarán en unos sillones que valen 257 euros, mientras que el público lo hará en sillas sin brazos que han costado 106 euros.

"Nos ha cogido a todos por sorpresa. No entendemos cómo se puede decir que no hay dinero y comprar un material que nadie ha pedido ni es prioritario para nuestro trabajo", explicaban ayer algunos funcionarios.

El representante de CC. OO. en Justicia, Luis Casero, reconocía también ayer su indignación. "Es un sentimiento generalizado entre quienes trabajamos en los juzgados. No comprendemos cómo la DGA ha estado meses racaneándonos hasta el papel, y de repente nos manda centenares de sillas nuevas", señalaba.

Para Casero, "donde se tiene que ver la verdadera voluntad inversora del departamento de Justicia es en lo fundamental, en lo que realmente afecta a la calidad de la Justicia. Y estamos refiriéndonos a servicios tan importantes como el segundo juzgado de guardia". En los mismos términos se manifestaba la representante de UGT, Mila Núñez, para quien "se ha vuelto a poner de manifiesto la falta de racionalidad de la administración".

Plan inversor de la DGA

El Gobierno aragonés explicó ayer que existe un plan inversor para renovar el mobiliario de las sedes judiciales que afecta a toda la comunidad. Según las mismas fuentes, en el caso de los juzgados de la plaza del Pilar, "se han atendido las prioridades marcadas por el servicio de mantenimiento y las propias peticiones de los funcionarios". La DGA recordó que gran parte del material estaba obsoleto y que era necesario sustituirlo para mejorar las condiciones de trabajo del personal judicial y del público en general. La primera partida, de 229 sillas, ha costado 69.268 euros, pero habrá una segunda, en la que se gastarán otros 21.000. Esta última incluye las sillas y bancos de cuatro nuevas salas de vistas.

Etiquetas