Despliega el menú
Zaragoza

El sector considera "excesivo" el precio de la mesa para el Seminario

Estiman que el mueble, sin el equipamiento informático, podría valer 70.000 euros. Critican que no se haya sacado a concurso para conseguir un coste más ajustado.

"Una barbaridad" y "exagerado". Así definieron diferentes especialistas del sector del mueble el precio de la mesa que el Ayuntamiento de Zaragoza ha encargado para el Seminario por un importe de 180.000 euros. Fabricada en madera de cerezo con unas dimensiones de nueve metros de diámetro y uno de altura, fuentes del sector aseguran que el mueble se podría haber adquirido por entre 60.000 y 80.000 euros, sin contar el equipamiento informático que asciende a más de 50.000 euros. Es decir, Urbanismo podría haberse ahorrado, como mínimo, más de diez millones de las antiguas pesetas.

De hecho, el coste se podría haber rebajado más si la mesa hubiera salido a concurso, ya que -según explicaron fuentes consultadas- "la competencia siempre obliga a conseguir el mejor precio y se hubiera ajustado más. Así no se tiene que concursar con nadie". Es más, reconocieron que, a veces, cuando se recibe un encargo directo de una institución se tiende a "exagerar" un poco.

Hay que tener en cuenta que esta mesa se incluye dentro del último modificado de la reforma del Seminario valorado en 12,5 millones de euros, cuyo proyecto todavía no se ha aprobado pese a que las obras están prácticamente acabadas. Es el caso del mueble principal de la sala del consejo, que ya está colocado, a pesar de que todavía no se ha dado el visto bueno al expediente. La mesa fue encargada directamente, sin concurso, a la empresa zaragozana Jacinto Usán, que actuó como distribuidor, según explicaron fuentes municipales. Esto podría haber encarecido aún más el coste. "En el momento en el que entra un intermediario, sube más", detallaron otras fuentes.

Un mueble de gran volumen

Desde el sector, explicaron que lo que más podría haber aumentado el precio es la mano de obra ya que se trata de un mueble de gran volumen, porque "los materiales no son muy caros". De hecho, una empresa reconocida del sector puso de ejemplo una mesa de juntas rectangular de ocho metros de largo por dos de ancho y un grosor de doce centímetros (la del Seminario es de siete) y fabricada en olivo, un material más caro que el cerezo, que se facturó por 36.000 euros.

No obstante, advirtieron de que el montaje de una mesa circular es más complicado que una rectangular o cuadrada. "Curvar la madera es complejo y lograr que casen todos los módulos, más", indicaron. El mueble está compuesto por 12 piezas que incluyen tres puestos cada una. Además, dispone de 13 monitores escamoteables repartidos por toda la mesa circular con forma de donut.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Comerciantes deMuebles de Zaragoza y Aragón (Acomza), Luis Tolosa, que no quiso valorar el coste del mueble, sí aprovechó para reclamar mayor atención "a nivel institucional y de esta manera aseguramos que los amueblamientos se queden en Aragón". "Tendríamos toda la oferta de productos, con lo cual, podemos elegir el que mejor se adecúe a cada caso", subrayó Tolosa.

Etiquetas