Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRÁFICO

Los exámenes de moto se triplican ante el próximo endurecimiento de las pruebas

Casi 1.500 personas se han examinado este mes de julio para obtener el carné de la clase A. La DGT modifica en septiembre el método de evaluación e introduce un circuito urbano.

El notable incremento de los accidentes de tráfico con motoristas implicados ha hecho saltar todas las alarmas y ha obligado a los responsables de la DGT a adoptar medidas para tratar de atajar esta preocupante tendencia. Una de las más importantes se pondrá en marcha el próximo mes de septiembre, con el endurecimiento de las pruebas exigidas para obtener el carné de la clase A, el que permite conducir motocicletas de más de 125 centímetros cúbicos. El anuncio de Tráfico ha tenido una consecuencia inmediata, ya que el número de aspirantes que se han examinado durante el mes de julio se ha triplicado en Zaragoza.

"El año pasado, en este mismo mes, hicieron la prueba de pista 436 personas. Esta vez, hemos tenido que examinar a 1.478 futuros motoristas", explica el responsable de estas evaluaciones en la Jefatura Provincial de Tráfico, Jesús Olivera. "Julio es siempre el mes preferido por los alumnos para intentar sacarse el carné de moto -añade-, pero lo de este verano ha sido una avalancha". De hecho, para evaluar a todas estas personas, ha sido necesario hacer convocatorias por la mañana y por la tarde.

La DGT cuenta con cuatro centro de examen en la provincia: Zaragoza, Calatayud, Tarazona, Ejea. Y todos ellos permanecerán cerrados durante el mes de agosto. También guardarán vacaciones este mes los centros de Huesca. Por ello, los aragoneses que tengan pensado sacarse el carné de moto antes de que entre en vigor la modificación del Reglamento General de Conductores, solo podrán hacerlo si acuden a examinarse a Teruel, donde no se guarda vacaciones hasta septiembre.

La Jefatura de Tráfico de Zaragoza va a aprovechar el descanso estival para adecuar a la nueva normativa sus instalaciones en la carretera del aeropuerto. "Estamos construyendo una pista de cien metros de largo por veinte de ancho", explica Olivera. "Será aquí donde los aspirantes tengan que hacer la prueba de destreza en circuito cerrado, que será mucho más difícil", reconoce.

A partir del mes de septiembre, los alumnos tendrán que salvar un obstáculo a un velocidad importante. "No podrán bajar de 50 km/h, por lo que no valdrá con mover el manillar, sino que habrá que tumbar la moto", explica Olivera.

Sin embargo, la gran novedad será la introducción de una nueva prueba: el circuito en ciudad. O lo que es lo mismo, quienes pretendan obtener el permiso de motocicleta tendrán que someterse a un examen muy similar al del carné de coche.

Un permiso de moto de la clase A venía costando hasta ahora entre 400 y 500 euros, y se podía conseguir en poco más de un mes. Una o dos semanas solían ser suficientes para preparar la parte teórica, siempre que se le ponga algo de empeño. A la hora de pilotar, los que tenían cierta experiencia se hacían con el manejo de la máquina en cuatro o cinco horas, mientras que aquellos que partían prácticamente de cero necesitaban entre doce y trece clases. Con el endurecimiento de las pruebas prácticas, se prevé un aumento considerable de las clases.

Con estos cambios, la DGT pretende recortar el número de muertes de motoristas en accidente. En lo que va de año, han sido nueve las personas que han perdido la vida en Aragón. Especialmente trágico ha sido el mes de julio, con cinco motoristas fallecidos en la Comunidad.

Etiquetas