Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

El Ayuntamiento quiere utilizar algunas zonas de la Expo para las fiestas del Pilar

El Consistorio estudiará con Expoagua las posibilidades que ofrece el recinto de Ranillas para organizar algunos actos.

El Ayuntamiento de la capital aragonesa ha presentado en el consejo de administración de Zaragoza Cultural la propuesta de desarrollar algunas actividades de las próximas fiestas del Pilar en el recinto de la Exposición Internacional. Sin embargo, para ello tendrá que dialogar con la sociedad Expoagua, que decidirá si es pertinente que algunos actos se lleven a cabo en los espacios con mayor capacidad de la muestra.

El origen de esta propuesta tuvo lugar entre las filas de Chunta Aragonesista. El representante de esta formación en el Consejo, Juan Martín, planteó la posibilidad de que algunas actividades de las próximas fiestas se celebraran en determinados espacios de las riberas del Ebro. Según el miembro de Chunta, "se puede hacer uso de la ribera para llevar a cabo actos multitudinarios durante las fiestas". De esta manera se mantendría el río como "referencia física" y "se pondría fin a la eterna costumbre de celebrar estos días de espaldas al Ebro".

Ante esta idea, desde el equipo de gobierno se recordó la necesidad de tomar precauciones con algunos espacios verdes, que no soportan demasiadas aglomeraciones. Sin embargo, finalmente, el Ayuntamiento se comprometió con el grupo de Chunta Aragonesista a estudiar la opción de llevar algunas actividades al recinto de la Expo y a hablar con la sociedad Expoagua para que se determinen qué espacios deben ser habilitados para estos fines. Pese a este necesario paso previo, desde el gobierno local se consideraron ambas opciones como "razonables", aunque todavía pendientes de resolución.

Fuentes de Cultura señalaron que la explanada del anfiteatro, de manera principal, podría ser aprovechada para la realización de actividades, entre ellas, las dirigidas a un público infantil y juvenil. Desde el Partido Popular se estimó como "una buena idea", en palabras de Sebastián Contín. Izquierda Unida, por su parte, reconoció que se trata de una forma de "aprovechar espacios urbanos nuevos" durante las próximas fiestas del Pilar.

Después de la Expo, serán necesarias algunas obras de acondicionamiento de los espacios para usos administrativos. En el caso de que la sociedad Expoagua aprobara este plan y de que el Ayuntamiento diera su consentimiento, las obras comenzarían después de las fiestas del Pilar, lo que podría trastocar los planes de adecuación de la muestra a los nuevos usos.

El consejo de Zaragoza Cultural volverá al trabajo durante el mes de septiembre, momento en el que el programa estará más perfilado y en el que será sometido a votación para su difusión pública.

"Más de lo mismo"

Respecto al programa festivo, entre la oposición al gobierno municipal se considera que imita patrones de otros años. En el lado de los populares, Contín considera que las actividades musicales presentadas "no están a la altura de lo que la ciudad necesita". y que el programa, en su conjunto "adolece de improvisación". Desde Chunta, Juan Martín lamenta que este avance del programa "repite modelos" y que se puede definir como "nada fuera de lo normal".

Por otro lado, PP, CHA e IU destacaron la excesiva importancia que va a adquirir la promoción privada en la organización de las actividades de las fiestas, especialmente de los conciertos. De esta manera, según José Manuel Alonso, de Izquierda Unida, "el Ayuntamiento tiene progresivamente menos capacidad de decisión".

Etiquetas