Zaragoza

ZARAGOZA

Investigan la muerte de un joven ocurrida en extrañas circunstancias en la A-68

Los agentes tratan de averiguar si se tiró de un coche, se cayó o fue empujado y luego arrollado por varios vehículos

La Guardia Civil investiga las circunstancias en las que se produjo la muerte de un joven ayer por la mañana en la A-68, a la altura del término de Pinseque. Su cuerpo fue arrollado por varios vehículos y la víctima estaba sin identificar al cierre de esta edición. El suceso ocurrió sobre las 6.20, en el kilómetro 260 de la citada vía, a escasos metros del lugar donde se está construyendo el puente de acceso a la localidad zaragozana.

Por el momento se sabe con certeza que el joven viajaba en un turismo y que, al pasar por ese punto, salió despedido del mismo y cayó a la carretera. Al parecer, según manifestaron algunos testigos, la persona que conducía el vehículo paró, se bajó para comprobar el estado de su acompañante y luego se marchó sin asistirle y sin avisar a la Guardia Civil del suceso. El cuerpo quedó tirado en el carril dirección a Zaragoza y, al parecer, fue arrollado por varios vehículos que lo desplazaron más de cien metros.

Los agentes no saben todavía si la víctima se tiró voluntariamente del coche, se cayó accidentalmente o fue empujado. Estas circunstancias podrían aclararse cuando localicen al conductor del turismo. Al lugar del suceso acudieron miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de la Ribera Alta del Ebro y de la Sangre de Cristo.

Este caso es similar al ocurrido en enero de 2006, cuando el cadáver de una mujer ucraniana de 43 años fue hallado en el arcén de la carretera A-220, en La Almunia, con signos de violencia. En septiembre pasado también fue encontrado el cuerpo de un hombre de 59 años en la mediana de la A-2, en Ateca, tras un mes desaparecido.

Etiquetas