Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Muchas "bizis", pocas paradas

El nuevo servicio de alquiler de bicicletas arrancó ayer con 300 unidades y más de 2.200 abonados. Pero los primeros usuarios reclaman más estaciones, porque de momento la mayoría están en las riberas del Ebro.

Óscar Aparicio es uno de los primeros ciclistas que se han apuntado a las bicicletas de alquiler. No habían transcurrido ni dos horas desde la inauguración del servicio y ya estaba circulando por el carril bici de Echegaray y Caballero. "Es un medio de transporte barato, ecológico y muy útil", comentó este estudiante de Ingeniería. Más de 2.200 personas como Óscar se han sacado su bono para usar este novedoso medio de transporte y ayer ya se dejaron ver por la ciudad montados en sus bicicletas rojas.

El servicio "Bizi" arrancó con 300 unidades y 30 paradas, la mayoría situadas en las riberas del Ebro y en el entorno de la Expo, aunque también hay estaciones en la plaza de España, el paseo de la Constitución y en la estación intermodal de Delicias. Pero para la mayoría, no son bastantes, circunstancia que complica a los ciclistas moverse por toda la ciudad. "No hay suficientes paradas", lamentó Óscar.

El colectivo ciclista Pedalea, que se acercó a la presentación del servicio, se mostró crítico. "Creemos que es un mero maquillaje del Ayuntamiento respecto a la Expo", dijo su portavoz, Arturo Sancho. "Solo se puede utilizar en una calle de Zaragoza, por lo que como transporte deja mucho que desear. Se ha hecho más con vistas al turismo", afirmó. A su juicio, la Expo 2008 ha primado el transporte motorizado y no el sostenible.

Pero la concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, aclaró que "no se trata de ocio, sino de utilizar la bicicleta como medio de transporte", dijo. La edil consideró que "empezar con 300 bicicletas y 30 estaciones es una apuesta más que decidida". La empresa Clear Channel, concesionaria de "Bizi", afirmó que el año próximo habrá 400 bicicletas y 40 estaciones más y que en 2010 se llegará a 1.000 unidades en total repartidas en 100 paradas.

El acceso a este servicio es muy sencillo. Para coger una "bizi", solo hay que acercar la tarjeta de usuario a la terminal de acceso. El precio promocional del abono anual es de 6 euros. Tras la Expo costará 20 euros. Por cinco euros, se podrá utilizar tres días.

En sus primeras siete horas de servicio, se activaron 355 tarjetas y se registraron 155 usos. Para ser el primer día, no está mal. Pero para ver si el fenómeno "Bizi" va a más en Zaragoza, el servicio deberá crecer. Y para eso, de momento, habrá que esperar.

Etiquetas