Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EXPO 2008

Las riberas del Ebro, Huerva y Canal se reabrirán a la vez en tres semanas

La zona del Náutico, tomada por máquinas, es la única que se retrasa a mediados de junioLos tramos entre la Ronda Norte y el Tercer Cinturón suman 18 kilómetros lineales

Han hecho falta casi veinte años, pero finalmente se podrá pasear a lo largo del tramo urbano del Ebro, sin interrupciones, desde finales de mes. La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) tiene previsto reabrir de forma simultánea todos los tramos pendientes en la última semana de mayo, junto a los del Huerva y del Canal Imperial. La mayoría están acabados y solo pendientes de remates, que se han dejado para el final con el objetivo de minimizar los actos vandálicos antes de la inauguración de la Expo.

Tan solo quedará pendiente la zona junto al Club Náutico, tomada por las obras del nuevo edificio y que se demorará hasta mediados de junio. El único punto negro del recorrido será el Balcón de San Lázaro, cuyo diseño definitivo se pospone hasta después de la Expo, aunque los conductores y los peatones contarán en breve con una solución provisional para poder transitar.

El mayor impacto urbanístico se concentra en las riberas del Ebro, que se podrán recorrer de punta a punta sin interrupciones. Los ciudadanos contarán con un corredor verde de casi 18 kilómetros, entre los puentes de la Ronda Norte y del Tercer Cinturón (Giménez Abad).

La CHE tiene muy avanzados los trabajos en todos los sectores y algunos de ellos están incluso acabados. Es el caso de los dos tramos que rodean el club Helios (por su frente fluvial y por la avenida de Ranillas), donde se ha instalado todo el mobiliario urbano a la espera de retirar el envoltorio plástico. También luce su imagen definitiva la arboleda de Macanaz. "Están terminados. Solo falta de recoger las casetas de obra, limpiar y acabar algunos detalles", señalaron fuentes oficiales de la CHE.

En la zona de Tenerías-Las Fuentes también solo están pendientes los acabados y la "limpieza general", que incluye una gran pasarela peatonal en la desembocadura del Huerva.

El tráfico, la semana que viene

La misma suerte corre la margen izquierda, entre el Puente de Hierro y el de Giménez Abad. Si no hay cambios de última hora, el nuevo paseo de la ribera se adelantará y se abrirá al tráfico la semana que viene. Este sector, donde se ubica el nuevo embarcadero de Vadorrey, está listo desde hace semanas y los ciudadanos se saltan las vallas para pasear. "Solo falta parte de la recogida y retirada de material de obras y la limpieza general", explicaron.

El área más cercana a la Expo se vio afectada por la crecida de marzo, lo que ha alargado la ejecución de los remates. La Playa de los Ángeles quedó anegada, donde se ha colocado una red de pasarelas de madera que se alarga por las traseras de los clubes Tiro de Pichón y El Soto. Lo mismo pasó entre los puentes de la Ronda Norte y de La Almozara.

La única zona en la que aún se está trabajando de verdad es en el entorno del Puente del Tercer Milenio, actuación que depende de Zaragoza Alta Velocidad.

En el Náutico se ha llegado a trabajar las 24 horas para acabar la estructura del edificio y las escaleras y el ascensor panorámico que conectarán el paseo de Echegaray con la ribera. Junto al río hay múltiples máquinas y material acopiado que impide recuperar el tramo desde el nuevo edificio hasta el Puente de Hierro. Cuenta con una pasarela metálica, a la altura de San Vicente de Paúl, que se concluirá en unos 20 días, según cálculos oficiales.

En total, se han invertido 112 millones de euros, aportados por el Ministerio de Medio Ambiente y el Ayuntamiento. Los últimos tramos en recuperar suman más de diez hectáreas de pradera y cuentan con cerca de 12.000 árboles y más de 7.000 arbustos.

Los 18 kilómetros de ribera urbana del Ebro comparten con el resto de cauces de la ciudad un mismo rasgo identificativo, el mobiliario urbano. El mismo se ha instalado en los dos tramos recuperados en el Huerva (detrás del Hospital Miguel Servet y en la Fuente de la Junquera), solo pendientes de la inauguración.

En el Canal Imperial también se podrá pasear a lo largo de 15 kilómetros a finales de mes, pero en dos tramos (Casablanca y esclusas de San Carlos y en la margen derecha de Torrero-La Paz) habrá que esperar a principios de junio porque se están urbanizando con tierra los "caminos generales" y rematando las plantaciones. Tras la conclusión de la Expo se pretende recuperar la navegación, para lo que se cuenta con tres embarcaderos.

Etiquetas