Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Vecinos de Villamayor, dispuestos a llegar a los tribunales para frenar la anexión a Zaragoza

El pleno aprueba iniciar los trámites para la adhesión. El PP vota ahora en contra de que el municipio sea barrio.

El conflicto de Villamayor vuelve a caldearse. El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó ayer, con los votos a favor de PSOE, PAR e IU, iniciar los trámites para impulsar su conversión en barrio rural. Paradójicamente, el PP, que siempre se había mostrado contrario a la segregación, votó en esta ocasión en contra de que el municipio vuelva a formar parte de la capital aragonesa. Vecinos de la localidad anunciaron que están dispuestos a llegar si fuera necesario a los tribunales para frenar el proceso de anexión.

Ante la controversia creada sobre este asunto en la propia sesión plenaria, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, llamó a los vecinos de este municipio a mantener la calma y hacer todo lo posible para que el "clima de convivencia" se mantenga e incluso se "tiendan lazos de unión" entre los partidarios de ser municipio independiente o los que defienden la posición de barrio.

Pero parece que la polémica sobre Villamayor en lugar de diluirse cobra fuerza conforme pasa el tiempo. La Asociación de Vecinos El Campanal, respaldada por otros colectivos del núcleo, criticó la forma en la que el equipo de gobierno ha promovido el expediente de adhesión "por vía de urgencia" y "sin tiempo para valorarlo". "Por lo menos, en el pleno ordinario de Villamayor se dio la oportunidad de estudiarlo con detenimiento y contestar", explicó José Luis Montero, miembro de este colectivo.

Especificó, no obstante, que antes de llegar al contencioso administrativo se "agotarán" los recursos del trámite ordinario de un expediente municipal. "Presentaremos las alegaciones pertinentes en el periodo de exposición pública, pero si esto no se para, los vecinos respaldan ir a los tribunales. El problema es que la decisión se dilatará en el tiempo", apuntó Montero.

Cambio de postura

Las discrepancias también se reflejan entre los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento. PP y CHA votaron en contra de la conversión de esta localidad en barrio rural. El portavoz del PP, Domingo Buesa, justificó su cambio de postura (rechazó en su momento la independencia) y aseguró que "obra desde la absoluta responsabilidad de respetar el criterio de los vecinos de Villamayor". "Me parecía una barbarie la segregación y nosotros no la impulsamos ni la apoyamos, pero ahora ya no se puede hacer nada. En estos momentos, son los vecinos los que tienen derecho a decidir sobre su futuro. Y en el programa del PP en Villamayor se planteó seguir siendo municipio", añadió Buesa. De hecho, recriminó a Belloch que juzgara una decisión interna de partido.

Chunta Aragonesista también censuró la decisión del equipo de gobierno y pidió sin éxito la retirada del expediente hasta que no se incorporaran sendos informes de la Secretaria General e Intervención General. Criticó que el Ayuntamiento aceptase los argumentos del Consistorio de Villamayor de pedir la agregación a Zaragoza por "inviabilidad económica". "Solo llevan 11 meses siendo municipio y ya denuncian un gasto corriente de 700.000 euros y una deuda de 900.000. Pero, entonces, ¿a quién nos tendríamos que agregar nosotros?", preguntó el concejal Juan Martín. "Villamayor tiene suelo, suelo público. No hay más razones para que se intente subvertir la situación del municipio. Se está utilizando a los vecinos y perjudica gravemente la convivencia", añadió el edil. Algo que se encargó de contestar el primer teniente de alcalde de la ciudad, Fernando Gimeno: "El Ayuntamiento decide lo que cree que conviene a los intereses de Zaragoza. Hemos esperado hasta que Villamayor se ha pronunciado de manera contundente", precisó.

Por su parte, IU, aunque apoyó al PSOE y PAR en esta propuesta, volvió a plantear la conveniencia de que Villamayor no se convierta en barrio rural sino que opte por otras alternativas como Entidad Local Menor. "Constituiría un cierto grado de autogobierno, sin romper su relación con el Ayuntamiento de Zaragoza", señaló José Manuel Alonso.

Los únicos que no intervinieron en ese punto fueron los concejales del PAR, Manuel Blasco y Elena Allue. Villamayor ha creado un conflicto entre el comité local, que apoya la independencia, y los concejales del Ayuntamiento, que votaron a favor de que vuelva a ser barrio.

El presidente del comité local del PAR en Villamayor, Javier Mayoral, pidió ayer la dimisión de los ediles aragonesistas. "Por coherencia, exigimos la dimisión de estos dos compañeros", dijo Mayoral, durante la rueda de prensa convocada por este órgano. El portavoz también recriminó a los ediles su cambio de postura y aseguró que la "única diferencia" que puede explicar el sentido de su voto es "que ahora tienen un sillón en el Consistorio". "Exigimos que pongan su cargo a disposición del partido", insistió Mayoral.

Etiquetas