Despliega el menú
Zaragoza

EXPO 2008

Las compuertas del azud se someten a las pruebas previas al represamiento

Hoy, tras 24 horas de ensayos, se verificará que el sistema hidráulico ha funcionado y quedará pendiente todavía el examen final. La CHE ha recibido ya la petición de la Expo para probar la estanqueidad de la represa.

El descenso del caudal del Ebro hasta los 170 metros cúbicos por segundo permitió ayer probar el funcionamiento de los mecanismos de subida y bajada de las compuertas del azud del Ebro. Ayer empezaron las pruebas, una a una, de estas enormes moles de acero de casi 24 metros de longitud y 25 toneladas de peso. Los operarios explicaron que "se les mete aceite a presión para que suban y vas aumentando esta fuerza hasta que alcanzan su máxima altura".

Técnicos de la obra indicaron que esta operación se hizo primero con cada una de las compuertas, con una duración aproximada de 20 minutos por unidad, y después se repitió ya en grupo con las tres de la margen izquierda y las cuatro de la derecha.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Gimeno, explicó que estas pruebas preliminares de las compuertas duran 24 horas: "En el momento que vean que funcionan, las dejan abajo". Ayer por la tarde ya estaban así, pero no será hasta hoy por la mañana, transcurridas 24 horas, cuando verifiquen que todo ha salido conforme a lo previsto. El responsable municipal dio por supuesto que "todo va a funcionar bien". De hecho, "la intención del Ayuntamiento es inaugurarlo en cuanto se pasen estos días de lluvia", aseguró.

Precisamente, los responsables de Expoagua, a quien el Ayuntamiento ha encomendado la ejecución de esta obra, eludieron ayer hacer declaraciones sobre las pruebas que estaban practicando en el azud, ya que consideraron que debe ser el Consistorio el que informe a la opinión pública.

Desde la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) aseguraron que "para las pruebas hidráulicas que están acometiendo ahora no hace falta permiso ya que cuando se autorizó el azud quedó implícito que tenían que probar la obra hidráulica". Sin embargo, matizaron, que sí les hace falta para la prueba de llenado y ya la han solicitado.

Gimeno adelantó que "se hará lo antes posible y si se puede, se hará coincidir con la inauguración que queremos para dentro de unos días". No obstante, aclaró que en cuanto concluyan hoy las pruebas de las compuertas, "se desactivará el azud ya que nadie se ha responsabilizado todavía de su funcionamiento".

La gestión

Por tanto, la obra tiene que ser entregada al Ayuntamiento, que seguramente convocará un concurso para su gestión y ya tiene preparados los pliegos. Aunque, también están pensando en que las empresas que han acometido la construcción del azud -Dragados y Marcor Ebro- y la subcontrata Iginsa Ibérica de Gestión Industrial, que ha fabricado las compuertas, se ocupen "previo pago" durante unos meses de la puesta en funcionamiento de la represa. "Tienen un seguro de mantenimiento de la obra de año y medio. Y tal vez no les importe, si llegamos a un acuerdo, a hacerse cargo del funcionamiento por un tiempo", señaló.

Asimismo, Gimeno detalló que con el azud en épocas de estiaje, con 30 metros cúbicos por segundo de caudal, la altura máxima que alcanzará la lámina de agua será de 2,67 metros en la zona del azud, 50 centímetros en el puente de Piedra y de 5 centímetros en el Puente de Santiago. Sobre cómo podrán navegar los barcos con estos niveles, indicó que "para eso se ha hecho un canal de navegación por el río a más profundidad".

Por último, señaló que las compuertas estarán abatidas la mayor parte del año por el volumen de agua que discurre. "Empiezan a bajar de forma automática cuando el caudal del Ebro alcanza los 250 metros cúbicos por segundo hasta que al llegar a los 500, están completamente abajo".

Los vecinos de Las Fuentes estuvieron ayer atentos a todas las pruebas que los técnicos de la Expo desarrollaron junto a los de las contratistas. José Gil, uno de los zaragozanos que estaba mirando ayer las obras, mostró su satisfacción: "Son estupendas, pero habrá que ver sus resultados a largo plazo para ver si produce afecciones a los garajes".

Por su parte, otro vecino de Las Fuentes, José Beltrán, respaldó el proyecto, ya que, aseguró, "dará vida a los ríos y es mejor ver esto que el vertedero que había antes". Asimismo, otro de los jubilados, José Antonio Alfranca, restó importancia al coste del azud, que alcanza los 21,2 millones de euros: "Qué no vale dinero hoy; para subir el nivel de vida de la ciudad hay que gastar y hay que tener en cuenta que si la obra está bien hecha, es para toda la vida y quedará para siempre". Hizo hincapié en que "si este río lo tuvieran los catalanes lo tendrían canalizado de arriba abajo y lo que hay que hacer es limpiarlo bien".

Etiquetas