Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Zaragoza necesita renovar 343 kilómetros de tuberías, más de una cuarta parte de su red

El año pasado se sustituyeron 23 kilómetros por fundición dúctil, más resistente. Se registraron 382 roturas, catorce menos que en 2006. El 30%, por las obras.

La red de tuberías de la ciudad necesita renovar 343 kilómetros, más de una cuarte parte. En total, Zaragoza dispone de 1.204 kilómetros de conductos que bajo tierra recorren de punta a punta el término municipal. Esta cifra ha aumentado sustanciosamente en los últimos años como consecuencia de la cons- trucción de nuevas urbanizaciones (Valdespartera, Parque Goya…) y polígonos industriales (Empresarium). De hecho, desde 2001 existen en la capital aragonesa 180 kilómetros más, una distancia similar a la que hay entre Zaragoza y la capital navarra.

Sin embargo, una cuarta parte del total aún sigue siendo de fibrocemento, un material más problemático y proclive a la rotura. También existen 29 kilómetros de fundición gris, un componente muy similar. No obstante, año tras año, la fundición dúctil (más adecuada) gana terreno y ya supone más de la mitad del total de tuberías, con 664 kilómetros. Es ya el material predominante, aunque existen otros como el hormigón (71), el PVC (62) y el polietileno (25), que se utiliza para tramos de menor diámetro. Además, hay tres kilómetros de conductos rehabilitados y nueve de otras materias.

Durante el año pasado se sustituyeron 23 kilómetros por fundición dúctil. De hecho, las renovaciones efectuadas (en los últimos seis años, 117) han hecho posible el descenso en el número de roturas registradas, que ha evolucionado desde las 0,71 averías por kilómetro y año en 1996 hasta las 0,32 de 2007. El año pasado se produjeron un total de 382 reventones, 14 menos que en 2006 y un poco más de la mitad que en 1997.

De estas, 270 estuvieron causadas por factores propios, principalmente, por la vejez de los conductos y su mal estado de conservación. Algunos, sobre todo los del centro y el Casco, acumulan hasta cien años de antigüedad. No obstante, estas averías también están originadas por factores externos, como las obras. En total, se registraron 112 por esa causa. Uno de los reventones más espectaculares del año pasado fue el que se produjo en marzo en la confluencia del paseo de Sagasta con la avenida de Goya.

Una perforadora que estaba arreglando el pavimento pinchó un conducto de fibrocemento de 900 mílimetros y de unos cien años de antigüedad. El agua comenzó a salir a borbotones inundando calles adyacentes y llegó hasta la plaza de Paraíso. Además, también se filtró por el túnel ferroviario de Goya, que se quedó inutilizado por las afecciones provocadas en la catenaria.

Solicitud de ayuda a la UE

Precisamente, para evitar que estos hechos se repitan y con el objetivo de impulsar una renovación global de la red de tuberías municipal, el Ayuntamiento de Zaragoza ha solicitado a la Unión Europea una ayuda. En concreto, ha pedido una subvención de 32 millones de euros para la mejora de la depuración de aguas y redes de saneamiento de la capital aragonesa.

Este proyecto se prolongaría hasta 2013 y supone una inversión de 40 millones de euros, de los que la Unión Europea aportaría el 80% y el Ayuntamiento, el 20%. Se centraría especialmente en los sistemas de depuración, colectores, redes de vertido, tanques para la recogida de aguas de la lluvia... aunque el equipo de gobierno también ha querido incorporar la sustitución de las tuberías de abastecimiento de agua.

Los técnicos municipales están estudiando y analizando los puntos de la ciudad donde se podría actuar gracias a esta subvención de la UE y se pretende llegar a todos los barrios. El objetivo es que en 2013 prácticamente toda la red municipal sea de fundición dúctil, mucho más resistente.

De hecho, este año concluye el plan municipal de mejora de la gestión y calidad del abastecimiento de agua, que preveía desde 2002 una inversión de 81,59 millones de euros. Entre otras iniciativas, se incluye la rehabilitación de los depósitos y de estaciones de bombeo como las de Las Canteras.

La actuación más cuantiosa es la de los depósitos de Casablanca y permite cubrir las instalaciones para evitar la evaporación del agua. También se han cerrado los de Las Canteras o los de Los Leones, entre otros. Además, se han ejecutado las estaciones de cloración de la red de distribución.

El objetivo de este programa municipal de actuaciones es modernizar las infraestructuras vinculadas a la gestión del agua y, en este sentido, reducir las fugas y eliminar los problemas de hipercloración en la red de abastecimiento. También se incluyen medidas para gestionar los consumos, adecuar las instalaciones y tecnificar los procesos.

Etiquetas