Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

X Aniversario de la Expo 2008

Fluvi, una mascota líquida

La mascota del diseñador catalán Sergi López fue seleccionada entre un centenar de propuestas y no dejó a nadie indiferente. Con su apariencia algo marciana y muy acuosa, Fluvi se convirtió en uno de los grandes emblemas de la muestra internacional.

C. P. B 14/06/2018 a las 05:00
Los más exitoso de las tiendas fueron los peluches de Fluvi. En el recinto también tuvo muchos fans.San José

Gotika, Goyita, Wica, Gloups, Aqa...

Los procesos de participación popular no es una cosa nueva, pues ya en el año 2005 se puso en marcha uno para bautizar a la mascota de la Expo. Fluvi fue el nombre elegido pero por muy poquito votos, pues desbancó a ultimísima hora a Gotika, que lideró las votaciones hasta 24 horas antes de cerrarlas. Para tranquilidad de los organizadores, que veían serios problemas con el nombre de Gotika por sus diferentes connotaciones (acababan de aparecer las hijas de Zapatero, por cierto) Fluvi arrancó el 36% de los votos. El pueblo pudo votar a través de mensajes de móvil (se recibieron 10.000 SMS) y propuso hasta 300 nombres de los que se eligieron 8 finalistas. El lugar elegido para el acto bautismal fue Fitur y tuvo como maestra de ceremonias a la periodista aragonesa Miriam Sánchez y al grupo Díes Irae.

El exalcalde Belloch, la cantante Shakira y la mascota.

Y Shakira lo llamó Furby...

En los meses previos de la Expo, la organización echó el resto procurando que la muestra tuviera una repercusión internacional que –reconozcámoslo– fue bastante escasa. Se atrajeron hasta Zaragoza grandes conciertos previos –véase los Rolling o R.E.M.– para calentar motores y se quiso tirar de artistas populares para reforzar la promoción. Penélope Cruz fue una de las musas de Belloch e, incluso, llegó a inaugurar un lago con su nombre en Valdespartera. Sin embargo, también hubo algún que otro pinchazo pues el concierto de despedida de Gloria Estefan en la Feria de Muestras apenas reunió a 7.000 espectadores y la mismísima Shakira, que ejercía de embajadora de la Expo gracias a un desembolso de 700.000 euros, llamó a la mascota Furby para espanto y horror de todos los presentes. Sí, es cierto que la colombiana ofreció un megaespectáculo en su concierto pero, ostras, cambiar el nombre a Fluvi cuando te están pagando un dineral no es profesional. No hubo periodistas invitados de fuera de Aragón y la prensa local apenas pudo trabajar. Aunque en voz baja y a regañadientes, el Ayuntamiento admitió tiempo después que el contrato de Shakira fue un compendio de torpezas. Se negoció mal, solo firmó el compromiso de dejarse ver una vez para ligar su nombre al de Zaragoza y ella ni siquiera sabía qué venía a vender. Una carísima fotografía para el álbum de la Expo.

Un buen puñado de mascotas bailaron y se hicieron fotos en Ranillas.
Fiesta de pijamas con Curro y Cobi

Solo faltaban Naranjito, el osito Misha y unos cuantos Teletubbies. La juerga que se corrió Fluvi con otras mascotas de renombre pasará a los anales de la historia de las fiestas zaragozanas. Fluvi y Raspa recibieron la visita de Cobi, Curro y Filipo, la mascota del pabellón de Filipinas, y no dudaron en hacerse cientos de selfis y de mover las caderas a pesar de la aparatosidad de sus trajes hinchables y complementos de felpa. Fluvi tuvo que ceder algo de protagonismo a sus invitados de postín; a Cobi (aquella especie de perro atropellado que Mariscal diseñó para Barcelona 92) y a Curro (un pájaro con patas de elefante y un pico multicolor que representó a la Expo de Sevilla 92). Cuentan las crónicas de entonces que Curro, entre cuyos haberse figura flotar por el Guadalquivir cuando se hundió un réplica de la nao Victoria, no había vuelto a aparecer en un acto público desde 1992 y que en esos 16 años no había pasado por tintorería alguna. El sevillano evidenció la pérdida de su blancura, si bien hay que reconocer que la tripota azulona de Fluvi también destiñó a las pocas semanas. Nada de esto importó a los más pequeños que acudieron a ver cómo las mascotas bailaban en línea, hacían el tren chu-chú y sonreían por mor de sus bocas pintadas sobre el nylon. Por cierto, Fluvi y Curro volvieron a verse hace año y medio en Sevilla con motivo de los 25 años de la muestra de La Cartuja.

dibujos de Fluvi
ICA, de mejor amigo de Fluvi a impuesto incómodo

Aunque pocos lo recuerdan, Fluvi tuvo una serie de dibujos animados. Fueron 13 capítulos sobre las aventuras de la mascota, en donde aparecieron por primera vez sus enemigos Sec y Raspa, así como su inseparable amigo Ica, que era una suerte de gota muy estirada y que solo tenía un ojo. ¡Oh, maldito destino, qué nombre más inapropiado a la luz de los acontecimientos! También aparecían en los dibujos (de cuatro minutos con mensajes pedagógicos sobre el ahorro en el consumo del agua) Laurita y Nico, dos niños del lado de los ‘posis’ que defendían el Medio Ambiente. Los organizadores de la Expo estaban preocupados por el bajo grado de conocimiento de Fluvi en España y, a falta de un año para la muestra, apenas el 38,6% de los españoles la conocía (porcentaje que subía al 83% en Aragón). Trataron entonces de meter a Fluvi hasta en la sopa y se pudo ver al muñeco en programas del tipo ‘Caiga quien caiga’, ‘Camera Café’ o ‘Leonart’.

Fluvi durante su visita a los campos más áridos de Aragón.
La mañana en la que Fluvi visitó Farlete y Monegrillo

Se lo rifaban. Fluvi quiso visitar localidades de Farlete y Monegrillo para conocer las necesidades hidrológicas del Aragón y los vecinos de Monegros se lo rifaban. HERALDO llevó a la enorme gota de agua a la cruda aridez del desierto y, según la propia mascota confesó, se sintió «un tesoro valiosísimo». «Ojalá la Expo sirva para dar una imagen global de la gestión y la necesidad del agua en Aragón. Ojalá no se pierda la oportunidad de dar un enfoque amplio, que no se centre solo en la caudalosa cuenca del Ebro, que atrae a los turistas y la codicia de Levante. Ojalá consiga abarcar también el Aragón que tiene sed», decían los regantes y agricultores de Farlete. Fluvi recorrió algunos campos de la estepa monegrina, podó (con dificultad) algunos olivos y visitó explotaciones ovinas.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo