Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Cartel Fiestas del Pilar

Carteles de las Fiestas del Pilar, la polémica de cada año

La elección del cartel de las Fiestas del Pilar de Zaragoza siempre suscita división de opiniones, exaltadas críticas, entusiastas defensas y, algunas ocasiones, es carne de meme.

El cartel de las Fiestas del Pilar de 1999, 'Pilar de fiestas' de Pedro Yus, tachado en el centro de ZaragozaCarlos Moncín / Heraldo

Analizar la valoración de una obra de arte siempre es algo complicado, sobre todo si la obra tiene que ver con una muestra del entusiasmo popular. La elección del cartel de las fiestas del Pilar, como también pasa en Pamplona en los sanfermines, supone mucho movimiento de opinión entre profesionales del sector y público en general. Aunque el uso de las redes sociales ha facilitado que voces anónimas sean escuchadas por miles de personas, el chisme siempre ha estado ahí, solo cambia el formato y los protagonistas. La discusión técnica y la misma estética son los motivos principales del debate, desde el trazo a la elección de los colores, la formalidad o el riesgo que se propone con el tratamiento de símbolos de la ciudad; el león, las torres del Pilar, el Ebro o los baturros son elementos que se repiten. A veces tienen éxito entre los jurados propuestas que se salen de lo común, pero son un porcentaje pequeño en el número total de selecciones, aunque es verdad que lo original tiene cada vez más valor para los profesionales y las valoraciones del público.

El cartel pilarista no se ha librado de plagios, en 2015 dos obras presentadas a sendos concursos de carteles en Galicia y Navarra copiaron la obra 'Fiestas bordadas' del periodista e ilustrador de HERALDO, Víctor Meneses, ganador del cartel de las Fiestas del Pilar de 2012.

Estos son algunos de los carteles de las Fiestas del Pilar más criticados:

1966. 'El farolico' del Rosario de Cristal. Torcido y premiado

Aunque las polémicas siempre han estado ahí, quizá fue en 1966 cuando ocurrió la más fuerte hasta entonces. El cartel titulado 'El farolico', que firmaba el dibujante publicitario López Velilla, recibió muchas críticas, y también un premio internacional en Milán al año siguiente: entonces, como suele pasar, fue elogiado por todas partes, especialmente donde había sido más machacado. Es interesante que se comentara luego una idea muy repetida en lo sucesivo: un cartel debe ser como un grito en la pared para cumplir verdaderamente su misión. Lo peor que puede suceder es que pase sin pena ni gloria, que no se hable de él.

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año

1992: 'Pilar 92'. Impactante y multicolor

‘Pilar 92’, de Francisco Javier Nasarre, fue objeto de muchísimas críticas negativas. El autor, que reconoció haberlo hecho en un solo día, estaba muy orgulloso del resultado y presumió del trabajo en equipo que realizó junto a sus compañeros del taller de fotograbado Luz y Arte, con quienes compartió el premio de medio millón de pesetas (2.000 euros). El autor ya se había presentado otras dos veces, y en una ocasión se llevó un áccesit, pero tras este reconocimiento decidió no presentarse más, por creer que merecía el primer lugar. Luego cambió de opinión, y ganó al tercer intento. El cartel combinaba fotos quemadas de la basilica del Pilar en una cuadricula, alternando colores como el fucsia, el bermellón, el amarillo limón o el verde. Héctor López, crítico de arte de HERALDO DE ARAGÓN, alabó el cartel por romper los tópicos, aunque no le pareció muy lúdico. En la calle se oyeron cosas peores, pero desde luego no hubo indiferencia ante el trabajo.

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año

1999: La Virgen del Pilar, maternal y con tacones

‘Pilar de fiestas’, del joven de 25 años Pedro Yus, ganó por unanimidad la edición número 69 del concurso, jugando con tópicos y dándoles la vuelta, otra forma de arriesgar que le valió el premio de medio millón de pesetas y muestras de furia popular, con carteles tachados por las calles; el hecho de ser mostrada la Virgen como una madre común, que lucía tacones rojos y un vestido verde mientras llevaba a su hijo a la feria, ofendió a muchos católicos. Se apreciaron en el trabajo influencias de Mariscal e Isidro Ferrer. El capellán del Real Zaragoza y articulista de HERALDO Juan Antonio Gracia mostró su disconformidad con la elección de este cartel de una manera contundente. Con opinión favorable al cartel destaca, por otro lado, el pintor Paco Simón o el crítico de HERALDO Ángel Azpeitia, que lo interpretó como un cartel juguetón que no pretendía ofender a nadie. La polémica hizo que el Ayuntamiento tuviese que reeditar el cartel, que se agotó por el gran número de peticiones privadas.  

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año

2006: Una gran fiesta con un poco de todo

Miguel Iguacén, zaragozano y diseñador gráfico, ganó con ‘Una gran fiesta’. Uno de los carteles más criticados de los últimos tiempos, con declaraciones implacables de varios profesionales locales. El cartel incluía muchas referencias de la ciudad, desde la basílica del Pilar a fuegos artificiales, castañuelas o cachirulos. La crítica vino por la excesiva acumulación de símbolos. Iguacén, junto a Raúl Calavia, ya había ganado el concurso en el año 2000. La diseñadora industrial Ana Bendicho y la profesora Isabel Biscarri fueron especialmente críticas con el cartel.

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año

2013: Un año muy bestial

La fragatina Cristina Castán y el montisonense Jorge Martorell se llevaron el triunfo con ‘Bestial’, un montaje fotográfico en el que destacaba una gran cabeza de león desprendiéndose así de tópicos y tradiciones. Lo aplaudieron los profesionales, sobre todo Pepe Cerdá e Iñaki Villuendas, y lo rechazó la gente; unos lo tacharon de 'hipster' y otros dijeron que parecía una de esas fotos de postureo en Instagram, ese podría ser el resumen de la polémica surgida hace cinco años, aunque hubo excepciones en los dos sentidos.

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año

2014: Beso de internet

‘El besico’, del montisonense Antonio Isla, ganó la votación popular en la red entre los seleccionados anteriormente por un jurado profesional, aunque en la parte de los votos populares hubo muy poca participación: no llegó a los 1.500 votos, y se exigía la tarjeta ciudadana para identificar al votante. La imagen se inspiraba en el famoso beso retratado por Robert Doisneau. La mayoría de profesionales consultados alabaron la idea y el diseño, pero criticaron la tipografía, que les pareció poco cuidada.

Llamó la atención que el premio seguía teniendo una dotación de 3.000 euros, algo sin cambios en más de treinta años.

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año

2015: Palos a la gran falda

‘La farandola’, de la oscense Idoia Muro de 26 años. Se destacó mucho que la propia autora reconoció ser una novata total, y que el diseño procedía de una tarea. Los especialistas, más que criticar a la ganadora, criticaron que hubiese llegado a la selección final y que el cartel fue "poco animado", con "defectos tipográficos". 

En este año hubo muchas bromas en internet con el cartel. La falda que protagonizaba el cartel se comparó con la actriz Hattie McDaniel y sus palabras ‘señorita Escarlata’ de ‘Lo que el viento se llevo’, con Darth Vader, Marilyn Monroe en la famosa escenita de la falda al viento, Pamela Anderson o Mel Gibson como el guerrero de ‘Braveheart’.

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año

2017. Jotero y sencillo.

‘A la j. Jota’, de Javier Martín, ganó el año pasado. La opinión general, aunque fue positiva, volvió a criticar los errores tipográficos y lo difícil que resulta usarlo como elemento promocional. Martín se adelantó a las críticas al reconocer que no era profesional de las artes gráficas.

En redes sociales proliferaron los ‘memes’ que ridiculizaron el diseño: les pusieron pelos a la pierna de jotera, le pintaron un balón al lado y lo convirtieron en un anuncio de zapatiilas deportivas.

A pesar de ello, Martín contó con la opinión favorable y elogiosa de los profesionales de las artes plásticas, que aunque vieron el cartel "poco festivo" elogiaron su sencillez y la fuerza de sus líneas. 

Carteles de las Fiestas Pilar, la polémica de cada año





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo