Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

Víctor Morlán da largas a la liberalización de los peajes en la AP- 68 y la AP-2

Víctor Morlán, durante su intervención ayer en Huesca, junto a Marcelino Iglesias.
Víctor Morlán da largas a la liberalización de los peajes en la AP- 68 y la AP-2
RAFAEL GOBANTES

El secretario de Estado de Planificación y Relaciones Institucionales, Víctor Morlán, dio ayer largas sobre la liberalización de los peajes de la AP-68 y la AP-2 y se limitó a dejar entrever que la resolución del Ministerio de Fomento está próxima. "Nosotros hemos empezado ya la tramitación y creo que en las próximas semanas, en pocas, tendremos una decisión tomada", dijo sin concretar más plazos.

Morlán, que hizo estas manifestaciones en el transcurso del acto de puesta en servicio del tramo de la A-22 entre Ponzano y El Pueyo, reiteró la disposición del Ministerio de Fomento a "establecer algún tipo de reducción" en los citados peajes. No obstante, no ofreció explicaciones sobre el retraso en los plazos previstos.

Mañana 1 de febrero entra ya en vigor la liberalización del peaje en la parte que compete al Gobierno de Aragón. Esto supone que, a partir de este domingo, los viajeros que vayan ida y vuelta en 24 horas por la AP-68 entre Mallén y Figueruelas tendrán gratis el viaje de retorno (es la parte que financia la DGA), pero seguirán pagando la ida (es lo que, en teoría, se ha comprometido a financiar el Gobierno central).

Solo un día antes fuentes de Fomento explicaban que no ha habido tiempo suficiente para tramitar el correspondiente cambio de la concesión. Para que entrase en vigor el 1 de febrero, tenía que haberse aprobado, como muy tarde, en el Consejo de Ministros celebrado ayer, hecho que no se produjo.

Según argumentaban las mismas fuentes oficiales, el retraso no obedece a falta de voluntad, sino a que la modificación de una concesión de estas características conlleva numerosos trámites, incluida la aprobación de un real decreto. Esta circunstancia les habría impedido hacer coincidir la vigencia de su acuerdo con la concesionaria. La situación es la misma para los tramos liberalizados de la AP-2. En este caso, el compromiso de la DGA es también por el viaje de vuelta, pero el Gobierno central había anunciado su propósito de llegar a un acuerdo diferente que todavía no ha dado a conocer.

Para explicar esta situación, fuetnes del Gobierno reiteraron que es muy diferente el alcance que tiene un acuerdo del Ejecutivo autonómico con la concesionaria de la autopista que el que puede tener un pacto entre esta y el Ejecutivo central, que es la administración que le concedió en su momento la gestión de la autopista.

Estación de cercanías

Por otra parte, el secretario de Estado de Planificación, afirmó ayer que Fomento está estudiando cómo se pueden afrontar las obras de la estación de Cercanías y del Tranvía de Goya y el túnel de la A-68 en Zaragoza, aunque indicó que aún no sabe si podrán afrontarlas. De este modo, Morlán deja en el aire la petición de ayuda que le formuló el alcalde de la capital aragonesa, Juan Alberto Belloch, que aseguró que el Consistorio no cuenta con recursos para estos trabajos y pidió al Ministerio que se encargara de ellas.

Morlán adelantó que se reunirá con el primer edil zaragozano dentro del consejo de la sociedad Zaragoza Alta Velocidad para discutir estos temas. Sin embargo, también matizó que ZAV obtiene recursos a partir de la gestión de suelos y "este momento no es precisamente boyante". No obstante, se mostró confiado en "llegar a algún tipo de acuerdo y el tema se solucionará". Durante su comparecencia de ayer en Huesca, Víctor Morlán se refirió a la A-40 entre Cuenca y Teruel, infraestructura que "forma parte de un eje que va del Este al Oeste y si nos falta esa pata no sería bueno".

Etiquetas