Aragón

EDUCACIÓN

Unos 300 alumnos en Aragón cursan el máster que sustituye al CAP

Los estudiantes realizan prácticas en 49 centros de Secundaria y FP desde mediados de febrero.

Un total de 332 alumnos cursan en Aragón el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional, Enseñanzas de Idiomas y Enseñanzas Artísticas; el programa de postgrado que sustituye al anterior Curso de Aptitud Pedagógica (CAP). Trescientos de ellos lo realizan a través de la Universidad de Zaragoza, mientras que los 32 restantes lo cursan por la UNED.

El pasado jueves, estos alumnos terminaron la primera parte del prácticum (de 400 horas) que deben realizar para poder obtener el título del máster. Esta duró siete días lectivos y tenía como principal objetivo la contextualización del alumno en el centro. Durante el mes de abril se llevarán a cabo simultáneamente las otras dos partes. Una de ellas se centrará en aspectos como las programación didáctica y pedagógica, mientras que con la otra se prentenderá la evaluación, valoración e innovación por parte del alumno.

Un total de 49 centros aragoneses colaboran con el prácticum de este máster. Además 113 profesores se han presentado voluntarios para asesorar a los alumnos mientras realizan sus prácticas. "La idea es que se enriquezcan, conozcan todos los contextos y aporten un valor añadido a los centros", explicó Nati Mendiara, directora general de Formación Profesional.

Las prácticas se realizan en función de la especialidad del alumno. En el caso de la Educación Secundaria Obligatoria y el Bachillerato existen 16 especialidades, que coinciden con las asignaturas comunes que se cursan en esta etapa. En el caso de la Formación Profesional, debido al gran número de opciones que existen, las especialidades se han agrupado en tres categorías: procesos industriales, administración, comercio y hostelería, y procesos químicos, sanitarios y agrarios.

Mendiara quiso señalar el trabajo realizado por todas las partes implicadas para sacar adelante este programa de máster, que supone "un cambio total" respecto al sistema anterior del CAP, y que pretende garantizar la capacitación de los futuros profesores. Para alcanzar ese objetivo, el prácticum tiene un valor fundamental, ya que "permite poner en práctica el conocimiento adquirido en la vida real de las aulas", explicó Mendiara.

Etiquetas