Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EMPEORA EL TIEMPO

Una masa de aire frío barre la niebla y hace caer hasta 6 grados las temperaturas máximas

Los termómetros no pasarán de los 13 grados en todo Aragón y se registrarán mínimas de -3. Una veintena de tramos de carretera se vieron afectados ayer por las nubes bajas.

Una masa de aire frío barre la niebla y hace caer hasta 6 grados las temperaturas máximas
Una masa de aire frío barre la niebla y hace caer hasta 6 grados las temperaturas máximas
ARáNZAZU NAVARRO

La entrada en la península de una masa de aire frío procedente del norte de Europa barrerá hoy la niebla y dejará los cielos más despejados en Aragón -salvo a primera hora de la mañana-, pero hará caer las temperaturas máximas entre cuatro y seis grados. Las mínimas bajarán también, aunque de una forma leve (uno o dos grados).

Un anticiclón situado al oeste de las islas británicas -y que se desplaza hacia Groenlandia- impedirá que las borrascas atlánticas se acerquen a la Comunidad y el resto de España. Esto garantizará que predomine el ambiente estable en los cielos durante los próximos días. No obstante, aunque las nubes se disipen y luzca el sol, hoy la sensación térmica será de puro invierno, con temperaturas que no superarán los 13 grados. La localidad más fría será Benasque que llegará a 3 bajo cero y de máxima no pasará de 8. Jaca (con -1 y 3), le seguirá en la lista.

En cuanto a las capitales de provincia, Huesca tendrá los registros más bajos y el mercurio oscilará entre 10 y un grado a lo largo de la jornada. Zaragoza se quedará entre 12 y 3, una diferencia notable con las temperaturas registradas el domingo, que llegaron a alcanzar los 17 de máxima. Teruel, por su parte, oscilará entre los 13 y los 2 grados (ayer hubo hasta 19 en las horas del mediodía), según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La caída de los termómetros dejará heladas débiles en las zonas altas de la Comunidad que estarán acompañadas de vientos flojos. La niebla solo aparecerá en forma de brumas matinales y dará una tregua a los conductores, que ayer sufrieron este fenómeno en una veintena de tramos de carretera.

En Zaragoza, las nubes bajas obligaron a extremar la precaución por la mañana en Alfajarín (AP-2 y N-II), Botorrita (N-330), Gallur (N-122 y N-127), Mallén (AP-68), Muel (A-23), Quinto (N-232), Morata de Jalón (A-2) y Zaragoza (N-232 y A-2).

En la provincia de Huesca, la niebla fue intensa durante casi todo el día en Altorricón (N-240), Barbastro (N-123), Fraga (A-2 y AP-2), Gurrea de Gállego (A-23) y Peñalba (N-II), según informó la Dirección General de Tráfico.

Este organismo recordó que, además de reducir la visibilidad, la niebla humedece la calzada. Por ello recomienda moderar la velocidad y asegurarse antes de salir de viaje de que el sistema de alumbrado del vehículo esté en perfectas condiciones. Además, insiste en que se preste especial atención a la señalización de las vías para percatarse de cuándo llega un cruce o una curva peligrosa, por ejemplo. Por último, pide que se aumente la distancia de seguridad siguiendo la regla de las tres uves: Visibilidad=Velocidad=Vehículo delantero. Por ejemplo, con una visibilidad de 10 metros habría que circular a 10 kilómetros por hora y separarse 10 metros del vehículo que esté delante.

Teruel sufrió ayer la fuerte niebla

Por otro lado, la Agencia Estatal de Meteorología mantuvo activada la prealerta ayer en Teruel por nubes bajas hasta pasado el mediodía porque preveía que se iban a producir problemas de visibilidad a más de 500 metros. De hecho, así ocurrió en la comarca del Bajo Martín, concretamente en las localidades de Híjar y Azaila, donde se vio afectado el tráfico de la carretera N-232 (Santander-Vinaroz). Este fenómeno meteorológico hizo, además, descender las temperaturas en varios grados respecto a poblaciones próximas en las que brilló el sol.

Algo similar ocurrió en la capital bajoaragonesa, Alcañiz, si bien a lo largo de la jornada de ayer la niebla, que se había instalado en la zona desde hacía dos días, comenzó a levantarse. La población de esta localidad, en la que las heladas no son muy frecuentes, soportó durante toda la noche y toda la mañana del domingo temperaturas bajo cero que llegaron a los 3,5 grados negativos.

Los conductores deberán mantener la precaución hoy y mañana por la mañana, pero después, las nubes bajas desaparecerán. Además, el martes descenderán de nuevo las temperaturas, lo que hará que haya heladas, sobre todo en el Pirineo oscense y en la zona del Somontano. La cota de nieve bajará a los 1.500 metros de altitud.

Etiquetas