Teruel
Suscríbete

Teruel

El Gobierno no aclara si hará la A-40 en Teruel o arreglará la carretera actual

Solicita información detallada a los alcaldes para elaborar un itinerario Cuenca-Teruel en un documento en el que contempla las dos opciones

Un camión circula por la travesía de la N-330 en Libros.
Un camión circula por la travesía de la N-330 en Libros, sin apenas espacio entre la calzada y las casas.
Antonio Garcia/Bykofoto

Más de diez años después de iniciarse la tramitación administrativa para unir Teruel y Cuenca con un tramo de la A-40, la construcción de esta autovía sigue siendo una incógnita. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha solicitado a los alcaldes de los municipios situados en este recorrido detallada información para poder redactar un anteproyecto del itinerario entre ambas capitales de provincia, pero en el documento no aclara si el objetivo es hacer la autovía o solo arreglar la actual carretera, en la que coinciden la N-330 y la N-420. Una tercera opción sería que el Mitma tuviese la intención de abordar ambas actuaciones.

“El Gobierno no sabe aún por dónde tirar, no hay voluntad, solo quiere aparentar que hace algo”, dice indignado el alcalde de Libros –100 vecinos–, Raúl Arana, del PP. “Como somos pocos votos, las cosas se quedan en promesas. Somos ciudadanos de tercera clase”, añade. Arana se queja de que tendrá que hacer frente a la petición de información pese a que solo cuenta con secretario municipal dos días a la semana.

En la carta dirigida a los alcaldes, el Mitma pide numerosos datos acerca de la ubicación de yacimientos arqueológicos, parajes protegidos, situación de infraestructuras viales, vías pecuarias e incluso el nombre de compañías suministradoras de servicios que puedan estar actuando en la zona. Pero lo que ha llamado la atención a los alcaldes es el encabezamiento del oficio, en el que se indica que el asunto es la “redacción del anteproyecto del itinerario por carretera Cuenca-Teruel: Autovía A-40/Acondicionamiento, variantes y mejoras locales en N-420 y N-330”.

El alcalde de Cubla -54 habitantes-, Santiago Esteban, del PAR, cree que el documento incluye las dos opciones “porque para la autovía no hay dinero y habrán pasado 30 años y estará sin hacer”. “Mientras –añade–, lo único que pueden hacer es arreglar la carretera”. "Que se decidan por lo uno o lo otro, pero que mejoren las comunicaciones en esta zona", agrega.

Desde el Mitma reiteran que la información solicitada “es necesaria” para continuar la redacción del anteproyecto de la autovía y de la mejora de la carretera. El Gobierno central ha incluido en el borrador de los presupuestos para 2022 una partida testimonial para la A-40.

El alcalde de Tramacastiel, Sebastián Alegre, apremia a la Administración para que mejore la N-330, sin arcenes por falta de espacio y con un elevado tráfico de camiones. Explica que, cuando dos vehículos pesados se cruzan en una curva, ambos tienen, prácticamente, que detenerse y avanzar muy lentamente para no colisionar. Tras ellos, también tienen que parar los demás coches que circulan por la carretera. "Llevamos toda la vida reclamando una buena vía de comunicación y lo único que hacen es pintar más líneas continuas y poner más señales prohibiendo los adelantamientos y obligando a reducir la velocidad", lamenta Alegre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión