Teruel
Suscríbete

Teruel

Cinco años de prisión por alquilar habitaciones para la prostitución y traficar con droga en Teruel

La Audiencia Provincial condena a una mujer que se quedaba con parte del dinero que sus arrendatarias cobraban por prestar servicios sexuales

La acusada, de pie, en el momento de prestar declaración. A la derecha de la imagen, sentados, los otros dos procesados.
La acusada, de pie, en el momento de prestar declaración. A la derecha de la imagen, sentados, los otros dos procesados.
M. A. M.

La Audiencia de Teruel ha condenado a cinco años de prisión a una mujer, C. O. L., acusada de un delito de prostitución y otro de tráfico de drogas. La investigada, como ella misma ha reconocido este martes en el juicio celebrado por esta causa, alquilaba las habitaciones de su piso del barrio de San León de Teruel a mujeres que ejercían la prostitución y se quedaba con parte del dinero que estas cobraban a sus clientes por los servicios prestados. Así, por cada 40 euros que percibían sus arrendatarias, se embolsaba 15 euros; por cada 50 euros, recibía 15; y de cada 100 euros, ella se quedaba 30.

Los hechos, por los que la mujer deberá pagar además una multa de 2.400 euros, ocurrieron desde mayo de 2020, en plena pandemia de coronavirus, a marzo de 2021, cuando fue detenida por la Policía. La acusada, según fuentes judiciales, siempre consideró que estaba prestando un servicio social, pues el cierre de los clubes de alterne por los rebrotes de covid había dejado en la calle a muchas trabajadoras de estos establecimientos.

C. O. L. también ha admitido que en su casa del barrio de San León vendía cocaína a los clientes, si bien ella consumía una parte al ser adicta a las sustancias estupefacientes. Cuando el pasado mes de marzo fue detenida, la Policía arrestó también a dos hombres que ahora están acusados de proporcionar a la mujer en aquella ocasión casi dos gramos de dicha droga y que este martes se han sentado en el banquillo de la Audiencia de Teruel como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas.

Uno de estos dos procesados, F. J. C. B., se dedica a la albañilería y estaba construyendo somieres de ladrillo en la casa de C. O. L., aunque en esa ocasión tenía también el encargo de proporcionar a la acusada droga que había logrado adquirir en la zona de las Cuencas Mineras. F. J. C. B. ha sido condenado por un delito contra la salud pública a un año de prisión y una multa de 100 euros.

Además, la Fiscalía de Teruel pide una pena de dos años y tres meses de prisión más una multa de 200 euros para un tercer investigado, M. B., en cuyo coche era transportada la droga con destino a la casa de C. O. L. escondida en un saco de yeso.

Mientras la mujer y el profesional de la albañilería han mostrado su conformidad con las penas propuestas por el Ministerio Fiscal -que ha modificado a la baja sus peticiones de condena al admitir los hechos ambos acusados y por su condición de toxicómanos-, no ha ocurrido lo mismo con el tercer investigado, M. B., quien ha defendido su inocencia. El abogado de este último, José Luis del Valle-Iturriaga, ha solicitado la libre absolución para su representado al considerar que este se vio involucrado de forma puntual en unos hechos, sin que las pruebas practicadas durante la vista oral de este martes permitan deducir que su cliente se dedica al tráfico de drogas.

La Fiscalía de Teruel ya ha manifestado que, una vez que la Audiencia Provincial haga pública la sentencia condenatoria por estos hechos contra C. O. L., no se opondrá a la petición de suspensión de la pena de prisión que tiene previsto solicitar la defensa de la investigada. Así, la procesada no irá a la cárcel, siempre que se someta a un tratamiento de desintoxicación y no vuelva a delinquir. Además, desde este mismo martes y tras haber reconocido los hechos, se levanta la prisión provisional que venía cumpliendo desde que fue detenida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión