Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

medio ambiente

El PP pide que el operativo de prevención de incendios forestales se fije por “criterios técnicos y cercanía al territorio”

El grupo popular de la DPT considera que la redistribución de los retenes que planea la DGA restará eficacia.

El grupo popular de la DPT considera perjudicial la reorganización de los retenes que planea la DGA.
El grupo popular de la DPT considera perjudicial la reorganización de los retenes que planea la DGA.
Heraldo.es

La provincia de Teruel dispone en la actualidad de 21 cuadrillas terrestres para la prevención y extinción de incendios forestales, de las cuales 3 son dobles y otras 3 helitransportadas. Una serie de medios que, unidos a los de Huesca y Zaragoza, hacen un total de 62 retenes en el conjunto de la Comunidad. Esta situación, lejos de mejorar, esta cerca de sufrir un serio recorte, según el grupo popular de la Diputación Provincial de Teruel (DPT), debido a las intenciones de la Dirección General de Medio Natural y Medio Forestal, perteneciente a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, de acometer un agrupamiento y reubicación de los centros de trabajo. Un hecho que provocará, según los populares, una peor disposición de los medios personales y materiales para poder afrontar las incidencias que se produzcan en nuestros montes y espacios naturales.

Ante esta situación, el PP de la DPT ha presentado una propuesta para su debate en el próximo pleno de la institución en la que solicitan que el diseño del operativo de prevención de incendios forestales se fije exclusivamente por “criterios técnicos y cercanía al territorio”. Es por ello por lo que en el texto se reclama instar al Gobierno de Aragón a paralizar el proceso en el que actualmente se encuentran inmersos.

El diputado provincial del PP, Francisco Narro, ha lamentado que el nuevo diseño planteado, del que han tenido conocimiento los municipios que recibirían los nuevos retenes, pero no así aquellas localidades que verían suprimidas sus cuadrillas, supone una decisión “completamente errónea”. “Todas las medidas que deben adoptar los gobiernos tienen que ir destinadas a mejorar el servicio pero en este caso van a conseguir exactamente lo contrario: empeorar la ubicación de los medios forestales y estar en peor disposición para poder atender los incendios que se produzcan en el territorio”, ha recalcado.

Los propios profesionales del servicio, así como los municipios del territorio, han realizado un análisis pormenorizado de la distribución que ha planteado el Ejecutivo regional y de las consecuencias que tendría su implantación. En materia operativa, Narro advierte que alejar las cuadrillas de las masas forestales en las que se producen los incendios “provocará que haya un mayor tiempo de respuesta y que los conatos que se pudieran producir puedan generar muchos más daños”, además de que esta nueva distribución geográfica generará unos mayores desplazamientos, lo que para el diputado ‘popular’ “provocará directamente que los diferentes efectivos tengan menos tiempo de trabajo efectivo en materias tan importantes como la prevención”. “Lo que consiguen con ello es ser menos eficaces en el gasto del dinero público”, ha ahondado.

Dentro del capítulo de perjuicios, el representante del Grupo Popular en la Diputación de Teruel también ha apuntado que esta nueva distribución también va en contra de la lucha contra la despoblación. “Se les llena la boca de hablar de combatirla pero con decisiones como las que quieren implantar en materia forestal lo único que demuestran es que quieren favorecer el desplazamiento de las cuadrillas de los pueblos pequeños a los más grandes, saliendo de nuevo perjudicados los municipios de menor tamaño y población”, ha señalado.

Desde que se tuvo conocimiento de las intenciones del Gobierno de Aragón de agrupar y reubicar los centros de trabajo, han sido muchos los municipios y las instituciones que han mostrado su disconformidad con la decisión. Alcaldes de todos los signos políticos, instituciones comarcales y también provinciales han recalcado su postura contraria a una decisión que no supondría una mejora efectiva del servicio.

Por esa razón, Narro ha subrayado que esta reclamación “no tiene ningún color político”, sino que es “la demanda del territorio que ve con malos ojos seguir perdiendo servicios y oportunidades”. Los datos actuales hablan de que un alto porcentaje de incendios acaban siendo conatos porque se atajan en fases incipientes por la distribución actual de las cuadrillas del operativo, cercanas a las masas forestales. “Lo que queremos es que siga siendo así y que no tengamos que lamentar males mayores en el futuro”, ha agregado.

“Pedimos a todas las formaciones políticas de la Diputación Provincial de Teruel que dejemos a un lado las disputas partidistas y, al igual que han hecho un gran número de alcaldes de todas las siglas, nos unamos para reivindicar aquello que es justo: disponer del mejor servicio posible de prevención y extinción de incendios forestales porque el medio natural en una provincia como la nuestra es fuente de riqueza, salud y prosperidad”, ha concluido Narro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión