Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Alcañiz extrema los controles y pide prudencia en las ‘no fiestas’ y MotoGP

A los efectivos de la Guardia Civil en las inmediaciones del circuito de velocidad se suman refuerzos de la Policía Local para evitar botellones

Los cabezudos visitaron este miércoles el patio de recreo de los colegios alcañizanos.
Los cabezudos visitaron este miércoles el patio de recreo de los colegios alcañizanos.
Josep Puche

Las fiestas en honor a la Virgen de Pueyos y el Santo Ángel Custodio de Alcañiz hubiesen comenzado este miércoles y se hubiesen prolongado hasta el próximo 13 de septiembre. Descartados grandes actos, como la presentación de las Reinas y el Pregón a cargo del fotoperiodista Gervasio Sánchez, que se estuvieron barajando hasta finales del pasado mes de julio, la programación se ha reducido a conciertos y pequeñas actividades, sobre todo infantiles.

Este miércoles y coincidiendo con el primer día del curso escolar, los cabezudos de la comparsa de la localidad visitaron los patios de recreo de los colegios de Infantil y Primaria del municipio para sorprender a los pequeños y lucir sus nuevos trajes, recientemente renovados.

Además, por la noche, el músico alcañizano Nacho Abril llenó el Anfiteatro Pui Pinos con su espectáculo ‘Por amor a la guitarra’. "Desde el Ayuntamiento, hemos preparado una programación muy moderada, apoyando a artistas locales que están triunfando fuera", explicó el alcalde, Ignacio Urquizu, quien reconoce que "es complejo explicar que no pueda haber fiestas en Alcañiz, pero sí MotoGP".

Y es que el circuito de Motorland acoge este jueves los primeros eventos del Gran Premio de Aragón de Motociclismo, que se desarrolla este fin de semana. Las gradas se han abierto a 20.000 aficionados –ya hay más de la mitad vendidas– y la preocupación es notable. Por eso, al despliegue de efectivos de la Guardia Civil en las inmediaciones del circuito, se unirá un refuerzo del servicio de Policía Local dentro de la ciudad, que velará para disuadir a los jóvenes de que organicen los botellones y comprobará el cierre de los locales hosteleros en el horario establecido.

"Trabajamos para que quien venga tenga el servicio adecuado, de ahí que se vayan a peatonalizar zonas y que se permita que puedan comer, cenar y beber en la calle para que los hosteleros aprovechen la situación, pero con medidas de seguridad", subrayó Urquizu. "La mayor preocupación –agregó el regidor de Alcañiz– son las pernoctaciones, pero como nuestra capacidad hotelera es limitada, los visitantes no se van a quedar aquí sino que se van a distribuir por otras poblaciones o incluso vendrán y se irán en el día".

El primer edil de Alcañiz, que pide prudencia, confió en que las ‘no fiestas’ de este año se asemejen más a las vividas el año pasado y no al comportamiento de los alcañizanos en Navidad, que terminó con la ciudad cerrada perimetralmente y con duras limitaciones. "Estaremos más cerca de las no fiestas de 2020, porque, por lo que me comentan, mucha gente aprovechará para salir de la ciudad durante estos días. Hablo mucho con los jóvenes y creo que, salvo alguna incidencia, se han comportado muy bien este verano".

Con respecto a la incidencia del coronavirus en la población, fuentes sanitarias aseguran que "no preocupa", ya que la capital bajoaragonesa acumula a 7 días 193,7 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra mucho menor que la registrada a 14 días, que es de 337,4.

En este marco afronta este jueves Alcañiz el día de su patrona, la Virgen de Pueyos. Los alcañizanos no subirán en procesión y vestidos de baturros al Santuario de Pueyos a primera hora de la mañana –una de las tradiciones más arraigadas de la localidad–. Tendrán que conformarse con una misa baturra en la iglesia. Esta tarde, la Unión Musical Nuestra Señora de Pueyos ofrecerá un concierto en el Anfiteatro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión