Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Teruel

Piden 6 años de cárcel para un vecino de Alcañiz acusado de abusar del hijo de su pareja

La amiga de la madre del niño relata que organizó una sesión de tabacomancia para empujar a esta a indagar sobre la inclinación sexual del procesado

Teruel
El acusado, durante su declaración en el juicio, celebrado en la Audiencia de Teruel este martes.
Heraldo

Un vecino de Alcañiz se enfrenta a una condena de 6 años prisión al estar acusado por la Fiscalía de Teruel de haber abusado sexualmente del hijo de su pareja cuando este contaba apenas cinco años de edad. El Ministerio Público, que además de la pena de cárcel pide para el procesado que sea condenado a indemnizar al menor con 10.000 euros por los daños morales, sostiene que el encausado realizaba tocamientos al pequeño en el momento del baño.

El juicio por estos hechos tuvo lugar este martes en la Audiencia Provincial de Teruel, quedando visto para sentencia. El acusado, en su declaración, negó haber agredido sexualmente al menor, explicando que lo único que hizo fue cuidar al niño de la fimosis que, según él, padecía. Su abogado defensor, Javier Osés, pide para él la libre absolución por entender que los hechos no han quedado probados y que el denunciante, el padre biológico del niño y exmarido de la madre del pequeño, actuó movido por un ánimo de venganza contra la pareja actual de su exmujer.

Sin embargo, tanto la Fiscalía como la acusación particular –ejercida por el progenitor del pequeño y en manos del letrado Raúl Vicen, quien solicita una pena de 4 años de cárcel para el acusado– destacaron que no consta en el procedimiento ningún informe médico que acredite que el menor padecía fimosis cuando convivía con su madre y la pareja de esta.

La madre del pequeño coincidió con el acusado en que el niño padecía fimosis, si bien relató que en un momento dado dio credibilidad a una sesión de tabacomancia –adivinación por lectura del humo y la ceniza del tabaco– organizada por una amiga que concluyó que su pareja podría tener una desviación pedófila.

Tal amiga, que declaró en el juicio, afirmó que, en realidad, la sesión de tabacomancia fue solo una "encerrona" que ella y otra mujer quisieron hacerle a la madre del pequeño para que indagara sobre la posibilidad de que su pareja sintiera inclinación sexual hacia los niños, tras haber detectado en el acusado un comportamiento "sospechoso". Según dijo la testigo, a raíz de aquella actuación, que definió como "unas tonterías que hicimos con unos cigarros", la madre del menor habló con el ahora procesado y este le habría confesado que abusó del niño.

La madre del menor también fue denunciada inicialmente por su exmarido, pero la acusación fue retirada al entenderse que no hay pruebas de su participación en el presunto delito y que, si bien pudo haber encubrimiento, este sería impune puesto que el supuesto autor es su pareja. Ante esta situación, el abogado defensor de la progenitora, José Luis del Valle, pidió que el denunciante sea condenado a pagar las costas del juicio.

El niño, ahora de 8 años, también prestó declaración inculpando a la pareja de su madre. "Pasó en la ducha, una o dos veces; yo no quería y lloraba", dijo el pequeño. Mientras los peritos psicólogos del Instituto de Medicina Legal de Aragón  (Imla) afirmaron que el relato del menor era "probablemente creíble", los psicólogos llamados por la defensa del acusado estimaron que el testimonio del niño no fue libre al estar basado en preguntas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión