Despliega el menú
Teruel

patrimonio natural

El Matarraña y el Mezquín catalogan 165 olivos monumentales y 110 tienen más de mil años de vida

Algunos ejemplares fueron sometidos a estudios de Carbono-14 y de los anillos de crecimiento para precisar la datación.

Una niña, dentro del tronco de la milenaria 'Olivera del Pla' de La Portellada, una de las incluidas en el catálogo.
Una niña, dentro del tronco de la milenaria 'Olivera del Pla' de La Portellada, una de las incluidas en el catálogo.
Fernando Zorrilla

La comarca del Matarraña y tres pueblos contiguos del Bajo Aragón pertenecientes a la cuenca del Mezquín -Torreveilla, La Codoñera y Belmonte de San José- cuentan con 110 olivos con más de mil años de vida, según el catálogo que acaba de completar un equipo coordinado por Fernando Zorrilla por encargo de la Comarca y el Grupo de Acción Local Bajo Aragón Matarraña. La elevada cifra de ejemplares milenarios ha sorprendido a los propios autores y se enmarca en el inventario ‘Oliveras Centenarias’, que incluye 165 árboles monumentales seleccionados por su longevidad, sus dimensiones o por estar asociados a historias y leyendas.

El catálogo, que se empezó a elaborar hace año y medio, está pendiente de publicación y servirá de base organizar una exposición de fotos itinerante y para señalizar en el Matarraña una ruta con 12 ejemplares milenarios tras alcanzar un acuerdo con sus propietarios. La labor de campo, que ha contado con la colaboración vecinal, se ha complementado con trabajo de laboratorio para determinar la antigüedad y las variedades de olivo inventariadas. Han colaborado en la investigación el Instituto Pirenaico de Ecología, adscrito al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y el campus universitario de Soria, que han realizado análisis de Carbono-14 y de los anillos de crecimiento de los árboles.

El estudio varietal ha detectado 10 tipos de olivo en la zona, aunque el más frecuente es, con diferencia, el empeltre. Pero también han aparecido ejemplares de manzanilla, reusenca, sevillana y 'bordís', entre otras variedades.

Logotipo del proyecto 'Oliveras Centenarias', el proyecto que ha catalogado los olivos monumentales del Matarraña y el Mezquín.
Logotipo del proyecto 'Oliveras Centenarias', el proyecto que ha catalogado los olivos monumentales del Matarraña y el Mezquín.
Heraldo.es

Aunque la referencia básica utilizada para determinar que un olivo supera los mil años de vida ha sido tener un perímetro de tronco de más de 3,5 metros a una altura del suelo de 1,3 metros, el trabajo de laboratorio ha determinado que no siempre que un olivo alcanza estas dimensiones supera el milenio de vida. En algunos casos las medidas de referencia se han alcanzado con 700 u 800 años. Aun así, se trata de ejemplares excepcionales por su longevidad, según el coordinador de la catalogación.

Además de los olivos milenarios, se han incluido en el inventario los árboles con un perímetro de entre 3 y 3,5 metros a 1,3 metros del suelo, que se corresponde con más de 600 años de existencia. Zorrilla señala que el estudio de Carbono-14 y dendrocronológico se ha visto dificultado porque los olivos, con la edad, se necrosan en las partes centrales del tronco.

El inventario se divide en tres secciones: 110 olivos milenarios, 40 centenarios y 15 singulares. Los ejemplares singulares se han recogido por sus dimensiones excepcionales, su rareza varietal o también por las historias asociadas a ellos. Este es el caso de la ‘Olivera de la Mare de Déu’, de Valdeltormo, cuyos frutos se destinaban a cubrir las necesidades de iluminación de la iglesia parroquial, o de la ‘Olivera Balladora’ de Belmonte de San José, a cuya sombra se bailaba en la romería que se celebraba a la ermita del santo.

Aunque los olivos catalogados están "bastante repartidos" por todo el territorio estudiado, las mayores concentraciones se dan en las tierras de menor altitud, al estar menos expuestas a las heladas extremas que arruinan el olivar. El municipio con más ejemplares registrados es La Codoñera, con 20 olivos; seguido de La Fresneda, Belmonte y Valderrobres, con 15. También son numerosos en Calaceite, Ráfales y La Portellada, con 12 cada uno. Las principales concentraciones se dan en el eje La Portellada-La Fresneda-Ráfales, con 38 ejemplares, seguido del núcleo Arens de Lledó-Calaceite-Cretas, con 25.

Olivo milenario de Santa Lucía de La Codoñera, un ejemplar de la variedad manzanilla de cuatro metros de perímetros a un 1,3 metros del suelo y uno de los que se señalizarán para la visita.
Olivo milenario de Santa Lucía de La Codoñera, un ejemplar de la variedad manzanilla de cuatro metros de perímetros a un 1,3 metros del suelo y uno de los que se señalizarán para la visita.
Fernando Zorrilla.

Fernando Zorrilla explica que se decidió realizar el inventario 'Olivos Centenarios' ante la constatación de que estos árboles monumentales tienden a desaparecer por la adaptación para la recolección mecanizada o debido a la sustitución por otros cultivos más rentables. El estudio ha querido "llegar al corazón" de los propietarios o cultivadores para que se conciencien sobre la necesidad de conservar estos árboles excepcionales como patrimonio natural de la comarca. Además, se buscó "la complicidad" de la Administración para que mantener estos olivos no resulte gravoso para sus titularles. El resultado ha sido más fructífero de lo previsto. "No creíamos que habría tantos olivos milenarios", admite Zorrilla.

Etiquetas
Comentarios