Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

pandemia

Regresan a Burbáguena los últimos siete residentes trasladados a Gea

La positiva evolución del brote de la covid-19 que causó 13 fallecimientos ha permitido normalizar el funcionamiento.

Los residentes de Burbáguena trasladados a Gea se suben al vehículo que los devolverá a la residencia de origen.
Los residentes de Burbáguena trasladados a Gea se suben al vehículo que los devolverá a la residencia de origen.
Heraldo.es

Los últimos siete residentes de Burbábuena que había sido trasladados al geriátrico de Gea de Albarracín como consecuencia del brote de la covid-19 que ha sumado 13 fallecimientos han regresado este miércoles a la residencia de origen. Los mayores fueron derivados a Gea porque eran negativos en el coronavirus, mientras que en el Burbáguena permanecieron los positivos. Además, dos decenas tuvieron que ingresar en el hospital Obispo Polanco de Teruel, donde todavía siguen 12 ancianos ingresados, dos de ellos positivos.

Las residencias de Burbáguena y Gea de Albarracín son gestionadas por los Hemanos Franciscanos de la Cruz Blanca, pero la segunda de ellas es un centro covid conveniado con el Gobierno aragonés. El establecimiento ha quedado hoy vacío y disponible para cubrir las necesidades que determine el Ejecutivo aragonés. Previsiblemente, acogerá a residentes contagiados que no precisen de hospitalización, la función inicial de todos los centros covid habilitados por la DGA. 

La residencia Casa Familiar de la Inmaculada de Burbáguena cuenta actualmente con 65 residentes, todos ello libres de la covid-19. El establecimiento ha sufrido 15 fallecimientos desde que se desató el brote del coronavirus a finales de julio, pero en seis casos la muerte sobrevino por otras patologías y en dos ocasiones se trató de personas que no estaban contagiadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión