Teruel
Suscríbete por 1€

seguridad

Alcañiz tala 140 pinos en sus pedanías ante el peligro de que se desplomen

El Ayuntamiento corta los árboles más altos de Valmuel y Puigmoreno después de que la caída de varios ejemplares haya causado alarma vecinal.

La tala de los pinos empieza en Puigmoreno y se prolongará varios días.
La tala de los pinos empieza en Puigmoreno y se prolongará varios días.
Laura Castel

El Ayuntamiento de Alcañiz ha comenzado este miércoles la tala de alrededor de 140 pinos en sus dos pedanías, Puigmoreno y Valmuel, debido a que su gran tamaño, en torno a 30 metros de altura, y envergadura suponen un peligro para las casas y los vecinos. El año pasado ya cayó un pino y causó desperfectos al  golpear el alerón de una casa y hace un par de semanas también tuvieron que actuar los bomberos.

El Consistorio cuenta con el beneplácito de las pedanías ya que fueron sus alcaldes pedáneos los que solicitaron la retirada de los árboles –que tienen más de medio siglo de vida– y los que se encargaron de marcar los ejemplares a eliminar.

Los trabajos los ejecuta José Parra por 13.000 euros más IVA, la oferta más ventajosa de las cuatro que se valoraron. Ayer comenzó la tala en Puigmoreno. «Utilizamos una cuerda y un tractor como medios para ocasionar el menor daño posible al derribar los árboles», apunta Parra. Se talan los pinos pero también se retirarán y se limpiará la zona antes de que comiencen las tormentas de otoño. Ya han llegado a un acuerdo con una empresa para el aprovechamiento de la madera.

La gran mayoría de pinos, unos 130, se talarán en Puigmoreno. De ellos, alrededor de 114 se encuentran en la zona perimetral, rodeando la pedanía, y otros 14 dentro de la localidad (dos en el patio del colegio, enfrente de la panadería…). "Es una pena porque son ejemplares vistosos y llamativos, pero no nos podemos arriesgar a que haya una desgracia. Cuando se plantaron hace más de 50 años no pasaba nada, pero ahora han crecido casi 30 metros y cuando hay una tormenta con viento amenazan las viviendas de alrededor", apunta el concejal de Medio Ambiente, Ramón Panadés.

El edil recalca que en Puigmoreno pidió el visto bueno de la junta vecinal, que se hablara con los vecinos y se marcaran los árboles a talar debido al gran volumen de pinos con los que se acabaría. "Me pidieron que hagamos una nueva plantación y así lo haremos en enero o febrero con otras especies que no crezcan tanto y proporcionen una buena sombra", precisa Panadés.

En Valmuel, se talarán 14 árboles, también en el perímetro de la pedanía. Los que más preocupan son los que se encuentran junto a la piscina por su potente ramaje.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión