Despliega el menú
Teruel

turismo

Monroyo estrena un hotel de cinco estrellas en una masía del siglo XVIII rehabilitada

El proyecto, liderado por un grupo empresarial madrileño, ha comportado una inversión de cinco millones para adecuar la Torre del Marqués.

Hotel Torre del Marqués de Monroyo, entre pinares y campos de cultivo.
Hotel Torre del Marqués de Monroyo, entre pinares y campos de cultivo.
H. T. M.

El hotel de la Torre del Marqués de Monroyo, el segundo de cinco estrellas de la provincia de Teruel, acaba de abrir sus puertas en plena epidemia del coronavirus. El establecimiento, que se ha puesto en marcha tras la rehabilitación de una masía del siglo XVIII, ha supuesto una inversión de cinco millones de euros.

Durante las dos primeras semanas de actividad, el hotel, orientado hacia una clientela de alto poder adquisitivo, se ha centrado en mostrar su oferta a profesionales del sector, periodistas especializados y agencias de viajes. Desde la dirección anuncian que el próximo mes de agosto el establecimiento abrirá sus puertas al público en general.

El hotel de la Torre del Marqués, promovido por un grupo empresarial madrileño, quiere basar su oferta en una gastronomía de productos de kilómetro cero y en el escrupuloso respecto al medio ambiente. Ofrece como uno de sus principales reclamos el paisaje del entorno. La finca, donde se levanta la antigua masía se extiende por 200 hectáreas, e incluye bosque, viñas, olivos y otros cultivos.

El establecimiento forma parte de al cadena Small Luxury Hotels of The World, que también comprende hoteles en Málaga, Tarragona, Madrid, Baleares y Ganada. Es la única oferta hotelera de cinco estrellas de la provincia actualmente porque, aunque el balneario de Segura de los Baños tiene también esta categoría, está cerrado temporalmente.

El hotel, con 18 habitaciones, se ha puesto en marcha con la vocación de atraer también reuniones de empresa, congresos y eventos relacionados con el mundo de la automoción. Incluye, entre sus dependencias, además de las habitaciones y el restaurante, un spa abierto a clientes externos, varias piscinas, un baño turco, una sauna y una sala de masajes.

El director del hotel, Daniel Bravo, reconoce que abrir las puertas en plena pandemia le "preocupa", pero aclara que en el funcionamiento del establecimiento se siguen "todos los protocolos" fijados por la Administración para evitar los contagios.

Además, los 18 empleados del negocio han sido sometidos a test PCR, que han dado resultado negativo, un procedimiento que se ha aplicado también a los invitados que han llegado durante las dos primeras semanas de actividad "promocional". Las previsiones de empresa son que, a pleno rendimiento, pueda alcanzar los 25 trabajadores. El proyecto fue declarado "de interés autonómico" por el Gobierno aragonés en 2016 por su impacto en el sector turístico del Matarraña.

Bravo resalta las valoraciones "positivas" que el hotel ha recibido de los primeros usuarios –incluido un reportaje en la revista de moda ‘Vogue’– y manifiesta su esperanza de que está opinión se mantenga entre la clientela "cuando el hotel esté operativo al 100%". El director añade que la quincena de arranque ha servido para testar las instalaciones y ponerlas a punto para alcanzar el pleno rendimiento en agosto.

Por aquí anduvo Cayetano de Alba

La Torre del Marqués se estrena como hotel tras un primer intento fallido de complejo turístico que lideró el empresario valenciano Marcos García Montes. Una de las actividades desarrolladas dentro de aquel proyecto fracasado fue un concurso internacional de salto celebrado en 2006 en el que participó Cayetano de Alba como uno de los jinetes. La propiedad pasó a manos de la Caja Rural de Teruel, que vendió la finca a los actuales propietarios.

Etiquetas
Comentarios