Despliega el menú
Teruel

seguridad

Alerta en las zonas de Teruel limítrofes con Valencia por la cercanía de un ladrón perseguido por la Guardia Civil

El delincuente, apodado "El Rambo de Requena", es un ladrón que actuó la última vez en la localidad levantina de Chelva.

Arcos de las Salinas, una localidad turolense limítrofe con la provincia de Valencia.
Arcos de las Salinas, una localidad turolense limítrofe con la provincia de Valencia.
Jorge Escudero

La Guardia Civil se ha desplegado en localidades turolenses limítrofes con la provincia de Valencia, como Arcos de las Salinas y Torrijas, ante la proximidad de un ladrón que ha logrado escapar del acoso policial tras cometer varios robos en distintas comarcas del interior de Valencia. El fugitivo, al que la prensa levantina ha apodado "El Rambo de Requena" –al haber iniciado su reguero de hurtos en esta localidad–, está siendo buscado en localidades cercanas a Teruel, como Alpuente o Chelva.

La Guardia Civil de Valencia, que dirige el operativo de búsqueda, ha pedido a la compañía de Mora de Rubielos que esté alerta ante la relativa cercanía del último lugar donde actuó el fugitivo, Chelva. El delincuente no ha sido detectado en Teruel ni existen indicios de que haya cruzado el límite provincial.

Los ayuntamientos de Arcos de las Salinas y Torrijas han comunicado a los vecinos que estén alerta y, si detectan la presencia de una persona extraña, lo comuniquen a los alcaldes o a la Guardia Civil. 

El alcalde de Arcos, José Luis Alvir, confirma que la presencia de la Guardia Civil en la zona es muy patente y también se ha visto a un helicóptero de la Benemérita sobrevolar la zona. Alvir reconoce que entre el vecindario, aunque no hay miedo, sí existe "incertidumbre" por la proximidad del delincuente, que fue detectado por última vez a 20 kilómetros de Arcos y cuya trayectoria se desconoce. La preocupación se agrava, según el alcalde, en la actual situación de confinamiento.

El alcalde de Torrijas, Jorge García, explica que el Ayuntamiento ha comunicado a los vecinos a través de Whatsapp que si detectan a alguna persona extraña que le avisen o alerten a la Guardia Civil. 

En el rastreo participan varias decenas de guardias civiles y se utilizan drones, además de intervenir el Grupo de Acción Rápida (GAR), una unidad de élite. El ladrón, que no ha podido ser identificado y que carece de antecedentes penales, viste ropa de camuflaje. Durante sus correrías, ha realizado varios disparos con balas de fogueo sin causar heridos.

Etiquetas
Comentarios