Despliega el menú
Teruel

Teruel

El Ayuntamiento de Teruel aprueba ayudas y exenciones por 1,6 millones para paliar la crisis económica

Incentiva la contratación en los pequeños negocios, suspende tasas y promociona el consumo en la ciudad

Teruel
Representantes de todos los grupos políticos del Ayuntamiento se reunieron este lunes con agentes sociales por vía telemática para consensuar el programa de ayudas.
Heraldo

"Quien quiera ayudar, que consuma y gaste en Teruel". Este es el mensaje que ha lanzado este martes a la ciudadanía el primer teniente de alcalde y concejal de Empresas en el Ayuntamiento de Teruel, Ramón Fuertes, para iniciar la reactivación de la economía de la ciudad. En ella tienen un papel esencial los pequeños negocios y estos, al igual que ha ocurrido en otros municipios, se encuentran contra las cuerdas debido a la crisis sanitaria por la covid-19.

El Consistorio turolense ha aprobado una serie de medidas económicas y sociales que supondrán una inyección de 1,6 millones de euros para la población. El programa, consensuado entre todos los grupos políticos municipales y con el visto bueno de los agentes sociales –organizaciones empresariales junto con los sindicatos UGT y CC. OO.–, incluye ayudas directas e indirectas. Algunas podrán ser de aplicación inmediata y otras, aquellas que precisen de la redacción de unas bases, se harán efectivas en uno o dos meses. La modificación presupuestaria necesaria para estas actuaciones deberá ser aprobada en un pleno extraordinario.

Entre otras iniciativas, el Ayuntamiento destinará 15.000 euros a la puesta en marcha de una campaña de concienciación para consumir en Teruel y otros 20.000 euros a la emisión de bonos con los que los vecinos se comprometen a comprar en las tiendas de la ciudad a cambio de descuentos. Ayudará a la digitalización de comercios y pequeñas y medianas empresas con una partida de 70.000 euros y abre una línea de subvenciones por un montante total de 50.000 euros para realizar actividades que generen consumo.

Además, estima que se crearán al menos 300 empleos al subvencionar con 1.000 euros cada nuevo contrato indefinido y con 300 euros aquellos de 6 meses de duración. Se compromete también a devolver el 20% del IBI a los propietarios de locales comerciales que eximan del alquiler a sus arrendatarios. Parte de los 738.000 euros que serán necesarios para hacer efectivas todas estas ayudas a autónomos y pymes vendrán de las partidas de las Fiestas del Ángel y otros festejos populares suspendidos por la pandemia.

Como ha explicado la alcaldesa, Emma Buj, el Ayuntamiento suspenderá también el cobro de algunas tasas que suman un montante de 520.000 euros. Por ejemplo, se propone no recaudar el impuesto de terrazas de bares durante 12 meses ni el de Residuos Sólidos Urbanos en 9 meses a todos aquellos establecimientos que hayan estado cerrados durante el estado de alarma. Tampoco se pasará recibo por el uso de instalaciones deportivas, escuelas infantiles y otros servicios municipales.

Por otro lado, los ‘cheques bebé’ previstos para 2020 –122.000 euros presupuestados–, que consisten en 500 euros para cada familia en la que nazca un niño y lleve dos años empadronada en Teruel, deberán gastarse en la ciudad.

Buj expresó su preocupación por el sector turístico, arrasado por la pandemia del coronavirus, y afirmó que el Ayuntamiento "trabaja ya" en la elaboración de una campaña para potenciar Teruel como destino "cercano, familiar, tranquilo y seguro".

El Ayuntamiento prevé también incrementar en 400.000 euros los casi tres millones presupuestados para Servicios Sociales. Con ellos concederá subvenciones para alquiler de vivienda, guarderías y adquisición de material informático y conexión a Internet para uso educativo. Esta batería de medidas obligará a "replantear" el calendario de obras en la ciudad, si bien Buj aseguró que los grandes proyectos, como la piscina climatizada y el Conservatorio de Música, siguen adelante.

En el mismo contexto de reactivación económica se sitúa el Plan de Empleo convocado por la Diputacion de Teruel. La institución provincial pone a disposición de los ayuntamientos 1,7 millones de euros para contratar trabajadores desempleados en la ejecución de obras y servicios de competencia municipal. Supone un aumento de 200.000 euros respecto al plan de empleo del año anterior, por el que se formalizaron más de 300 contratos.

Etiquetas
Comentarios