Despliega el menú
Teruel

tribunales

La viuda de un guardia civil víctima de Igor el Ruso recurre el archivo de los tuits injuriosos contra los dos agentes asesinados

El abogado reclama a la Audiencia Provincial que revoque la absolución de cuatro personas que lanzaron mensajes ofensivos contra los asesinados y pide que el recurso se vea en una nueva vista oral. 

Igor el Ruso, custodiado por varios guardias civiles tras declarar en el juzgado de Alcañiz.
Igor el Ruso, custodiado por varios guardias civiles tras declarar en el juzgado de Alcañiz.
Jorge Escudero

El abogado Jorge Piedrafita, que representa a la viuda y a la hija del guardia civil Víctor Romero, asesinado en diciembre de 2017 por el pistolero serbio Igor el Ruso en Andorra junto con el también agente Víctor Caballero y el ganadero José Luis Iranzo, ha presentado un recurso contra la absolución de las cuatro personas juzgadas en el Juzgado de lo Penal de Teruel por publicar en las redes sociales mensajes injuriosos contra los guardias pocas horas después de su muerte.

Piedrafita pide a la Audiencia Provincial que anule la absolución y condene a los cuatro acusados a cuatro años de prisión por los delitos de odio, injurias graves a fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado e injurias graves a funcionario público. Además, solicita que el recurso se resuelva tras una nueva vista oral. El Juzgado de lo Penal admitió el carácter «vejatorio e insultante» de los mensajes denunciados, pero consideró que no encajaban en los delitos de injurias, contra la integridad moral u odio. 

Respecto a la acusación de injurias y contra la integridad moral, el tribunal consideró que las víctimas eran los dos guardias fallecidos y no otras personas y, respecto del delito de odio, entendió que los colectivos que pueden considerarse víctimas están determinados por la ley y, entre ellos, no figura la Guardia Civil.

Piedrafita señala por su parte que las injurias y el ataque a la integridad moral también tuvieron como víctimas a los familiares directos de los fallecidos y a la propia Guardia Civil, que, en su opinión, también habría sufrido un delito de odio como colectivo. Señala que los dos guardias asesinados por El Ruso, Víctor Romero y Víctor Caballero, fueron "vilipendiados precisamente por ser dos agentes de la Guardia Civil".

Entre las expresiones dirigidas contra los agentes asesinado divulgadas a través de redes sociales por las personas juzgadas, figura el calificativo de "nazi" para la Guardia Civil o la comparación de sus integrantes con drogadictos, además de tachar al cuerpo armado de "matón ablanda abuelas". Uno de os tuiteros calificó de "buena noticia" el asesinato de los dos guardias, 

Etiquetas
Comentarios