Despliega el menú
Teruel

patrimonio

Un safari por El Pobo con fauna de hace ocho millones de años

Inaugurado un recorrido turístico con réplicas a tamaño natural de animales extinguidos antes de la aparición del hombre.

Inauguración de una de las réplicas de animales que vivieron hace ocho millones de años en El Pobo.
Inauguración de una de las réplicas de animales que vivieron hace ocho millones de años en El Pobo.
Heraldo.es

La Comarca Comunidad de Teruel acaba de inaugurar del Safari por la Sabana del Turoliense, una actuación que ha impulsado en el municipio de El Pobo. Se trata de un recorrido natural en el que pueden verse dos reconstrucciones de grandes mamíferos que vivieron en la zona en el intervalo temporal comprendido entre hace 8,7 y 5,3 millones de años.

Su puesta en marcha ha sido posible gracias a la financiación del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE), que financian al 50% los Gobiernos de Aragón y España. Al acto de apertura del Safari han asistido el presidente de la Comarca Comunidad de Teruel, Samuel Morón; el vicepresidente de la Comarca, Joaquín Tomás; el diputado provincial Julio Esteban; el Consejero del Área de Desarrollo Local y Turismo de la Comarca, Miguel Morte; y el alcalde del municipio, Vicente López.

Esta actuación se enmarca dentro del Proyecto “Dinoexperience”, impulsado por la Comarca Comunidad de Teruel, cuyo objetivo es generar infraestructuras turísticas públicas por todo el territorio comarcal, poniendo en valor los importantes enclaves paleontológicos y difundiendo la riqueza del mismo. Todo ello con el fin último de ofrecer rutas en las que el visitante se pueda mover por los pueblos de la Comarca y conocer estos recursos.

El Safari por la Sabana del Turoliense ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de El Pobo, que se ha encargado de habilitar el espacio como un área recreativa y de descanso, rodeada con vallado de madera.

Igualmente, han colaborado en este proyecto grandes expertos en la materia y profesionales de prestigio, ya que se ha contado con el asesoramiento científico de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis. Además, las ilustraciones de los animales han corrido a cargo de Mauricio Antón, y las recreaciones las ha llevado a cabo la empresa Quagga Associats.

Así, la actuación cuenta con unos carteles explicativos, con toda la información acerca de las dos reproducciones y el periodo geológico en el que vivieron, carteles que presentan también textos en braille, cumpliendo así con la legislación en materia de promoción de la accesibilidad.

Durante el acto de inauguración, todos los intervinientes han destacado el “gran realismo” de las reproducciones de mamíferos del Turoliense, así como el magnífico resultado de la actuación, ante los vecinos del municipio de El Pobo que han asistido al acto de inauguración.

Igualmente, destacaron la riqueza paleontológica de la Comarca Comunidad de Teruel, como lo demuestra el hecho de que cuenta con tres sedes de Dinópolis en la capital, en Galve y en Riodeva, respectivamente, además de contar con varios yacimientos de huellas de dinosaurio, declarados Bien de Interés Cultural en Galve o también otros dos declarados BIC en Concud, y el yacimiento de icnitas de Ababuj, también BIC, entre otros valiosos hallazgos en Libros y otros municipios.

El Turoliense consiste en un piso geológico de ámbito mediterráneo que abarca el intervalo temporal comprendido entre hace 8,7 y 5,3 millones de años. Según la información científica recopilada, las rocas y los fósiles permiten interpretar que, en aquellos tiempos, el paisaje de la Comarca estaba dominado por un lago de poca profundidad en cuyos márgenes se concentraban los sedimentos que los arroyos arrastraban hasta allí desde los relieves circundantes.

La depresión ocupada por el lago, que se extendería desde el municipio de Perales del Alfambra hasta Teruel, no tendría la salida actual que, a la altura de Villel, permite desde hace un millón de años el drenaje de la cuenca hacia el mar, a través del río Turia.

Los paisajes y las faunas de vertebrados del Turoliense recuerdan a escenas contemporáneas que pueden tener lugar actualmente en Kenia o Tanzania: grandes proboscídeos y rinocerontes, hipopótamos, jiráfidos, manadas de cebras, antílopes de diversas especies y tallas y también depredadores como enormes tigres dientes de sable, fieros felinos de tallas medianas, cánidos y hienas carroñeras.

En concreto, las dos reproducciones que se pueden observar en este proyecto corresponden a un ejemplar de Birgerbohlinia schaubi (jirafa), y Amphimachairodus giganteus (diente de sable).

Etiquetas
Comentarios