Teruel

memoria histórica

Excavación en el cementerio de Alcañiz en busca de los restos de cuatro víctimas de la represión franquista tras la Guerra Civil

La Asociación Pozos de Caudé ha iniciado la excavación para localizar a vecinos de Foz Calanda que fueron fusilados. 

Trabajos de excavación en la fosa del cementerio de Alcañiz.
Trabajos de excavación en la fosa del cementerio de Alcañiz.
Heraldo.es

La Asociación Pozos de Caudé ha abierto en el cementerio de Alcañiz una cata de 12 metros de largo por dos de ancho y metro y medio de profundidad para exhumar los restos de la fosa común número VII para tratar de identificar, con las pertinentes pruebas de ADN, los cadáveres de cuatro vecinos de Foz Calanda reclamados por sus familiares al amparo de las leyes de Memoria Histórica y Memoria Democrática. Según los albaranes del cementerio alcañizano, los nombres de dos de los buscados figuran como fusilados y enterrados en la capital bajoaragonesa el 15 de noviembre de 1939, durante la represión que llevó a cabo el bando franquista vencedor de la Guerra Civil una vez finalizada la contienda.

Tras la preceptiva solicitud de los familiares de los fozcalandinos, Pozos de Caudé solicitó y obtuvo los permisos legales necesarios para buscar los restos de los cuatro desaparecidos en el osario común del Cementerio de Alcañiz donde podrían hallarse a tenor de diversas pruebas documentales que las catas deberán confirmar. Participan en las exhumaciones miembros de la Asociación con su presidente, Francisco Sánchez, al frente, además de arqueólogos, técnicos y voluntarios de la entidad y personal y maquinaria de la Brigada Municipal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Alcañiz. También ha acudido a conocer los trabajos la concejala delegada del Cementerio, Susana Mene, quien ha indicado que “el Ayuntamiento es muy sensible con este tema, han pasado muchos años y tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para facilitar que puedan ser enterradas dignamente todas las personas desaparecidas de la Guerra Civil y represión franquista que puedan estar en fosas comunes de nuestro cementerio”.

Francisco Sánchez ha explicado que hasta el lugar de la excavación han acudido varias personas que han aportado sus testimonios sobre el emplazamiento de los enterramientos. Sánchez ha añadido que, para las pruebas de ADN que permitirán identificar los restos, Pozos de Caudé espera contar con el apoyo del Gobierno aragonés a través del banco de ADN previsto con la colaboración de la Universidad de Zaragoza.

 

Francisco Sánchez ha indicado que todas las personas que crean que pueden tener a familiares enterrados en la fosa común VII se pongan en contacto con el Ayuntamiento, quien les redirigirá a la Asociación Pozos de Caudé. La concejal ha relatado que, según la asociación, “es casi seguro que haya decenas de personas del Bajo Aragón histórico enterradas en la fosa común número siete que podrían haber sido fusiladas en el cementerio de Alcañiz”.

Etiquetas
Comentarios