Despliega el menú
Teruel

Teruel

Desmantelan una plantación de marihuana oculta en una masada del pantano de San Blas

Hay dos detenidos tras una operación de la Guardia Civil, todavía abierta, que se inició por las sospechas que levantó el continuo ruido de un generador eléctrico

Teruel
La Masía de los Frailes ocultaba una planta para procesar marihuana.
Jorge Escudero

La Guardia Civil de Teruel ha desmantelado esta semana una planta de cultivo y preparación de marihuana para su posterior venta que estaba oculta en una antigua masada ubicada en una de las laderas del pantano del Arquillo, en la pedanía de San Blas, a unos cuatro kilómetros de la capital turolense.

Durante la operación, que continúa abierta, han sido detenidos dos hombres de nacionalidad eslovena que permanecen en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel a la espera de ser puestos a disposición judicial, algo que podría ocurrir el próximo lunes. La Fiscalía de Teruel podría solicitar, previsiblemente, el ingreso en prisión provisional de los dos investigados, indicaron ayer fuentes de este organismo judicial.

Las sospechas de que en la ‘Masada de los Frailes’ podría estar desarrollándose alguna actividad ilegal comenzaron hace unas semanas, debido al continuo ruido que producía durante las 24 horas del día un generador de electricidad. La masía está emplazada en un lugar recóndito al que solo se accede por caminos de tierra, muchos de los cuales están en mal estado, si bien es posible verla desde alguna embarcación a la altura de la cola del pantano del Arquillo. "El ruido sorprendió a los investigadores", afirmaron este viernes fuentes judiciales.

La edificación, remodelada hace más de una década, tiene unos 200 metros cuadrados por planta en su construcción principal. A ella se añaden varios bungalows en el exterior. El inmueble está rodeado de campos de cultivo, si bien no tiene conexión a la red eléctrica y se abastece de luz por placas solares. Al parecer, desde hace poco más de un año, la Masada de los Frailes había sido alquilada por su propietario a nuevos inquilinos, los cuales pagaban una alta renta por vivir en esta casa solariega.

Cuando los agentes de la Guardia Civil entraron a la masía, encontraron una plantación de cannabis hidropónica. Se trata de un sistema que no precisa de suelo agrícola pues se alimenta a las plantas con nutrientes disueltos en agua y, a veces, también se les proporciona luz con aparatos eléctricos. En las instalaciones del pantano de San Blas había "cientos de plantas" de cannabis, según informaron ayer fuentes de la investigación.

Junto a las plantas, había ventiladores, humidificadores y máquinas de aire acondicionado que podrían haber sido utilizados para la preparación de la marihuana antes de sacarla al mercado. De hecho, todo apunta a que en la Masía de los Frailes no solo se cultivaba cannabis sino que también se procesaba para su posterior venta.

El desmantelamiento de una planta de procesado de marihuana en una masía del embalse del Arquillo ha causado una gran sorpresa entre la población de Teruel. El pantano se convierte cada verano en un lugar de recreo muy visitado por familias y grupos de jóvenes, al estar ubicado a muy pocos kilómetros de la capital turolense. La cercanía a la ciudad hace, también, que este paraje sea a menudo un lugar en el que se celebran competiciones deportivas.

La actuación de la Guardia Civil en San Blas se suma a una reciente intervención llevada a cabo por este mismo cuerpo de seguridad en la ciudad de Teruel contra el tráfico de drogas. Esta misma semana, la Benemérita detenía a una persona como presunta autora de un delito contra la salud pública dentro de la operación ‘Cream’. La detención forma parte de una actuación en la que fueron desarticulados, justo antes de las pasadas fiestas de la Vaquilla en Teruel, tres puntos de venta de drogas.

En total, la operación ‘Cream’ permitió la incautación de 55 gramos de cocaína, 15 gramos de marihuana, 1.510 gramos de hachís, tres balanzas de precisión para preparación y venta de estas sustancias, así como 980 euros en metálico. El detenido esta semana, que ingresó en prisión provisional por decisión judicial, se suma a los cuatro arrestados que ya hubo antes de la Vaquilla. El caso está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número tres de Teruel.

Etiquetas
Comentarios