Teruel

aragón, pueblo a pueblo

Fuenferrada, amor por los detalles e ilusión por seguir trazando metas

El joven alcalde Rubén García, ganadero de profesión, cuenta a diario con el apoyo experto del taxista jubilado Miguel Lázaro para conducir al pueblo por la senda de una nueva esperanza.

Fuenferrada tiene pasado minero, presente agrícola y ganadero y futuro sustentado en una realidad que no siempre es palmaria; el pueblo está unido y rema a una, como escribiera Lope de Fuenteovejuna. De ello se vanagloria Rubén García, ganadero; anda a la mitad de la treintena y ha sido alcalde en la legislatura que concluyó esta semana. Va a seguir; venció en la urna (no hacen falta más: el censo no es alto y en invierno apenas se llega a la veintena de habitantes) hace tres semanas. Ahora mismo, Rubén es el vecino más joven del pueblo entre aquellos que lo habitan el año entero. "La verdad –explica el alcalde– es que hay otro de mis años, pero duerme en Calamocha, además de otro que reside en Mas de las Matas y viene aquí a trabajar sus tierras. También contamos con un agricultor que vive en Martín del Río; además de tener campos y algo de ganado nos ayuda con las recetas farmacéuticas, porque su mujer es quien tiene la farmacia allí. En nuestro pueblo también hay una pareja de apicultores que hacen una miel riquísima".

Rubén es devoto de sus vecinos: exuda gratitud a quienes entendieron que el entusiasmo que despliega en la gestión del municipio debía tener la oportunidad de seguir dirigiendo el día a día de Fuenferrada. "Mi reto ha sido luchar por mi pueblo y por la gente de aquí, ellos se lo merecen todo. Estoy contento, he tenido el respaldo de mi pueblo y de mi partido; no hemos sufrido grandes problemas en estos años, quitando la cobertura móvil, que era floja; ahora ha mejorado con el cambio de compañía. En esta nueva legislaturas quiero terminar cosas, sobre todo; sería fantástico completar el arreglo del ayuntamiento y del piso municipal que serviría para albergar a quien llevase el bar; ahora en verano viene una persona a dar ese servicio, por cierto. También quiero arreglar el suelo de la iglesia de la Asunción, nuestra parroquia; es muy bonita, pero el problema del estado del suelo es muy serio; los mayores van con miedo de tropezarse y hacerse daño los sábados, cuando viene el cura a cantar misa".

El pabellón municipal, erigido en 2016 con la financiación del Fondo de Inversión de Teruel (FITE), es el gran orgullo de Rubén; antes se contaba con una carpa de aluminio y un gran toldo para celebrar los acontecimientos más señalados del año. "No teníamos dónde meternos para las celebraciones, y la verdad es que fue una maravilla conseguirlo; está bien acondicionado con todas las necesidades, un buen escenario, zona de cocina... Miguel Ángel Lázaro, el hijo de mi teniente de alcalde Miguel y de Josefina, que trabaja en el Instituto del Pilar en Zaragoza, nos hizo el equipo de música; también le encanta el pueblo".

Rubén creció en Utrillas, pero le tiraba el pueblo paterno; siempre pensó en asentarse e Fuenferrada para trabajar la tierra. Sus padres trabajaban en la capital de la comarca minera como carnicero y maestra; ella venía de Fuentes Claras. "Trabajé en Casting Ros en Utrillas tras salir de la escuela, durante 5 años, pero me fui para echarme a las ovejas en Fuenferrada; era mi ilusión. Lo de la alcaldía ya vino después, entendí que podía ayudar a que las cosas mejoraran; en 2011 me presenté y no gané, pero la segunda vez sí me apoyaron, y ahora han vuelto a hacerlo".

Del pabellón a la marquesina

Rubén tiene otro logro presente, pequeño en apariencia, pero muy valorado en el pueblo. "Estuvo muy bien conseguir la nueva marquesina del autobús de línea, es importante para hacer más cómodas las esperas. Hasta hace nada todo lo que teníamos era una caseta hundida no había dónde meterse. Todos los días pasa el bus a las 8.00 y vuelve a las 16.00; estamos bien comunicados con la carretera nacional a un paso. Cada 15 días contamos con el autobús de la comarca para facilitar a los más mayores el acercarse a Utrillas a comprar o hacer cualquier recado, desde cortarse el pelo a papeles del banco. El panadero viene tres días a la semana desde Martín del Río, de donde llega también la cuadrilla de albañiles que nos obra en las calles. Los martes vienen la doctora y la enfermera desde Zaragoza y Monreal del Campo, respectivamente".

Las fiestas patronales son la segunda semana de agosto en honor a San Felipe; en febrero también se honra a San Blas y San Felipe Neri. En estas lides, el munícipe cuenta con una ayuda extra, a la que quiere mostrar su agradecimiento. "Tenemos la Asociación Cultural del Horno, que colabora mucho con el pueblo; hace muy poco organizaron una andada, están preparando un circuito BTT y en agosto siempre se trabajan sus actividades para los chavales".

Mientras Rubén y Miguel desgranan particularidades del día a día en Fuenferrada; su vecino Sergio se acerca con una carretilla y algo de leña. Tiene una tarea en ciernes, pero le queda tiempo para bromear un poco con el gobierno del municipio. El verano ya está aquí.

Miguel Lázaro y sus 11 millones de kilómetros con 5 taxis en Zaragoza

Miguel Lázaro es de Fuenferrada, se jubiló como taxista el 8 de mayo de 2009 y comparte desde entonces su vida en el pueblo que le vio nacer con su esposa, Josefina Sebastián. Hace cuatro años quiso implicarse en ayudar a su ayuntamiento y sigue en el equipo de gobierno con entusiasmo, sin que los 75 años de su DNI le arredren lo más mínimo. Rubén recuerda que tiene otro concejal, Cecilio, que vive en Zaragoza, va y viene a menudo y es, en palabras del joven alcalde, ‘un hombre muy correcto y muy buena persona’. Rubén les ofreció a ambos su puesto si creían conveniente asumir la responsabilidad, pero ambos dijeron que confiaban en su primer edil. "Hice 11 millones de kilómetros con 5 coches solamente –recuerda Miguel, con una sonrisa– porque los cuidaba; de hecho, me los arreglaba yo mismo. El primero fue un 1.500 y el segundo un 124, al que más kilómetros le hice. Veníamos mucho al pueblo, labrábamos el campo y cuando llegó el momento, la decisión fue fácil; además, a mi mujer le gusta esto aún más que a mí".

En datos

Comarca: Cuencas Mineras

Población: 42

Distancia a Teruel, su capital de provincia: 74 km

Los imprescindibles

Cuidado de los edificios

Fuenferrada tiene un casco urbano muy cuidado, y las casas exhiben un buen estado de conservación. No obstante, la casa que construyó Joaquín Pérez destaca sobre el resto por tamaño y acabados (foto), amén de la fuente local.

El bar reabre en verano

El bar municipal tiene delante una caseta ‘grafitera’ que abre en ocasiones puntuales; el establecimiento ocupa un espacio amplio y coqueto, en el que destaca la barra revestida de piedra tallada por Millán Pérez Lázaro en 1983.

Tradición compartida

El pueblo de Fuenferrada es uno de los que acude con devoción a la ermita de la Virgen de la Langosta, situada en el término de Alpeñés. La parroquia local de Fuenferrada está consagrada a Nuestra Señora de la Asunción.

Etiquetas
Comentarios