Teruel

teruel

El conjunto renacentista de la Lonja y la Casa Consistorial de Alcañiz se restaurará este año

La construcción, del siglo XVI y declarada BIC, sufre fisuras y desprendimientos. El alero es el elemento más deteriorado.

Para realizar el proyecto de obra, durante 2018 se llevaron a cabo catas arqueológicas y análisis.
Para realizar el proyecto de obra, durante 2018 se llevaron a cabo catas arqueológicas y análisis.
L. Castel

Las fachadas de la Lonja y la Casa Consistorial de Alcañiz se restaurarán y rehabilitarán en los próximos meses. Las obras, unidas a las de la Torre Gótica de la iglesia Mayor, a punto de finalizar y que permitirán reabrirla de nuevo al público después de muchos años cerrada, darán un mayor realce al conjunto de la plaza de España de Alcañiz, uno de los más espectaculares de la Comunidad Autónoma.

La Lonja y la Casa Consistorial forman un conjunto que data del Renacimiento (siglo XVI) y está declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Presenta un estado de deterioro y degradación de ciertos elementos que se ha hecho más evidente en los últimos tiempos debido a los desprendimientos parciales y fisuras en cerramientos. No sufre patologías que alcancen una situación de emergencia generalizada, aunque inadecuadas intervenciones han venido agravando su mal estado.

El alero es el elemento que más preocupa. Según el proyecto de mejora, realizado a partir de catas y estudios previos que se desarrollaron el año pasado, sufre un "grave deterioro" y, en caso de no intervenir, amenaza a corto plazo con "posibles desprendimientos". No solo se desmontará para su rehabilitación sino que también se retirarán los cables, fijaciones y demás elementos impropios.

La obra, con un plazo de ejecución de cinco meses y a punto de adjudicarse, está financiada por el Fondo de Inversiones de Teruel, por lo que debe acometerse a lo largo de este 2019 para no incumplir los plazos. La ayuda del Fite fue solicitada por el Ayuntamiento, pero su cuantía será gestionada por la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón.

Mantenimiento

Concretamente, se rehabilitarán los cerramientos de las fachadas y se limpiarán con diferentes técnicas. Además de los aleros, se restaurarán elementos singulares, como la puerta principal del Consistorio y la de la antigua biblioteca. Estos trabajos requerirán después de un mantenimiento periódico y de la detección de posibles agrietamientos, entre otros problemas.

Para realizar el proyecto de obra, se llevaron a cabo el año pasado numerosos estudios previos. Las catas arqueológicas avalaron las tesis del arquitecto alcañizano ya fallecido Miguel Ángel Laguens, quien realizó estudios en los que planteó que los tres arcos apuntados de la Lonja fueron trasladados desde otra ubicación. Teniendo en cuenta criterios de "lógica" y "economía" esgrimidos por Laguens, todo parece indicar que los arcos pudieron transportarse desde la antigua iglesia de Santa María, donde habrían formado parte de un atrio o de un claustro.

El proyecto comprende una segunda fase, para la que habrá que buscar presupuesto. Consiste en la adecuación de todo el interior de la Lonja con un coste valorado en 1,3 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios