Despliega el menú
Teruel

Un joven, absuelto de agresión sexual en las fiestas de Alfambra

La Audiencia elabora una segunda sentencia tras ordenar el Tribunal Superior una mejor valoración de las pruebas.

Audiencia Provincial de Teruel.
Audiencia Provincial de Teruel.
Google

La Audiencia Provincial reitera la absolución de un vecino de Teruel de 21 años de agredir sexualmente a una joven de 18 años durante las fiestas patronales de Alfambra, en agosto de 2016. El juicio, celebrado en noviembre de 2017, se saldó con un fallo absolutorio, pero tras ser recurrido por la acusación particular ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, este órgano ordenó redactar de nuevo la sentencia por entender que no se habían valorado suficientemente algunas pruebas. La Audiencia, tras reelaborar la sentencia, acaba de llegar, finalmente, a la misma conclusión exculpatoria.

La acusación particular pedía una condena de 9 años de prisión y una indemnización de 10.068 euros y el Ministerio Fiscal, 8 años de cárcel y una indemnización de 6.000 euros. Los hechos jugados sucedieron en la madrugada del 15 de agosto de 2016. Según la versión de la acusación particular, el acusado había agredido a una chica aprovechando, de madrugada, un momento en que está se había separado de un grupo de amigas y utilizó la fuerza para arrinconarla en una calle cercana.

El tribunal considera que la principal prueba de la acusación, el testimonio de la supuesta víctima, "es manifiestamente insuficiente" para justificar una condena. "No alcanza –según el fallo– un grado de suficiencia intrínseca y extrínseca que garantice su fiabilidad". Añade que la versión de la acusadora "se desvirtúa por su propia formulación".

La sentencia señala que la única prueba forense, un hematoma en el brazo izquierdo de la supuesta víctima, es "compatible con un golpe casual" propiciado por el "contento festivo" en que se produjeron los hechos. Añade que en la primera declaración ante la Policía la denunciante no aludió a "penetración alguna". Se basa también para cuestionar el testimonio en una problemática psicológica "previa" de la supuesta víctima y en su comportamiento posterior a los hechos –al día siguiente volvió a salir de fiesta en Alfambra–.

El abogado defensor, José Cabrejas, se mostró "muy satisfecho con la sentencia, dada la importante motivación que contiene".

Etiquetas
Comentarios