Teruel
Suscríbete por 1€

Oposición vecinal al proyecto para abrir una mina de carbón entre Aguatón, Bueña y Visiedo

Los ayuntamientos denuncian que la explotación destruiría las mejores tierras de cultivo y afectaría a la capa geológica en la que aparecen fósiles únicos en el mundo

Vecinos de Bueña contemplan los terrenos en los que se abriría la mina.
Oposición vecinal al proyecto para abrir una mina de carbón entre Aguatón, Bueña y Visiedo
Beatriz Martín

La solicitud para investigar un yacimiento de carbón en un primer paso y, a continuación, abrir una mina entre las localidades de Aguatón, Bueña y Visiedo ha tropezado con la oposición vecinal, que teme el impacto ambiental, económico y cultural que generaría esta actividad.

Los vecinos de Bueña celebraron la noche del pasado sábado una asamblea en la que expresaron su rechazo al proyecto y anunciaron que presentarán alegaciones en contra. El alcalde de este municipio, Sergio Ibáñez, considera que la explotación "no es interesante" para la localidad al comportar la destrucción de las mejores tierras de cultivo.

Ibáñez indica que la futura mina de carbón podría amenazar la captación de agua que abastece a la localidad y también su principal atractivo turístico, un fósil único en el mundo denominado Megaplanolites. El alcalde de Bueña explica que la información recabada de geólogos apunta a que la capa en la que aparecen los restos fosilizados se vería afectada por la actividad minera. Lo mismo ocurriría con las trincheras de la Guerra Civil, la cañada real o el tramo de la ruta de San Vicente Martir que hay en el municipio.

Sergio Ibáñez subraya que la principal fuente de trabajo en el pueblo es la agricultura y la mina destruiría los campos que sustentan la cerealicultura local sin generar un empleo alternativo significativo. Los vecinos temen también que se pierdan los abrevaderos para el ganado ovino y que se paralice el proceso de concentración parcelaria. Agregan que la actividad minera modificaría el hábitat de la cabra hispánica y del bosque de quejigo o roble.

El mineral a extraer es la leonardita, una variedad de carbón poco calorífica pero adecuada para su uso como materia prima para fabricar abonos orgánicos. La empresa promotora de la investigación se denomina Azura S. L., que podría vender la concesión a otra compañía para su explotación.

El permiso de investigación solicitado, denominado La Cañada, se extiende por 62 cuadrículas mineras con un año de duración. De otorgarse el permiso de investigación y confirmarse la presencia del recurso buscado en condiciones de explotación "racionalmente" viables, la empresa quedará facultada para pedir la concesión para la extracción.

También el Ayuntamiento de Aguatón, con 20 vecinos, está en desacuerdo con el proyecto y por ello ha elaborado un informe negativo que presentará al Gobierno aragonés. El alcalde, Juan Ramón Cardo, explica que las cuadrículas mineras abarcan todo el término municipal, sin excluir siquiera el casco urbano. "Esta falta de sensibilidad despierta recelos y levanta dudas acerca de una restauración correcta de los terrenos", afirma el regidor.

Tráfico pesado por el pueblo

Juan Ramón Cardo indica que otro de los problemas es que todo el tráfico pesado que se generase con la mina tendría que pasar por el centro del pueblo, pues esta es la única salida para llegar al valle del Jiloca. "Las calles no están preparadas para soportar esa maquinaria y muchas de las casas son antiguas y con poca cimentación", advierte el alcalde. "Si encuentran carbón y abren la mina, acabarán con la vida del pueblo", asegura Cardo, quien explica que el impacto visual de esta explotación, cuya extensión podría oscilar entre las 600 y las 1.000 hectáreas, sería "bestial". "Tendríamos los desmontes a uno o dos kilómetros del casco urbano", señala.

Los responsables municipales afirman que lo que peor ha sentado a los vecinos es que nadie haya hablado con ellos del proyecto. La alcaldesa de Visiedo, María Ángeles Zaera, señaló este domingo que pedirá información al carecer de la misma. "Un proyecto así debe tener en cuenta la opinión de las Administraciones municipales. Estamos cansados de que al medio rural se nos utilice de esta forma y luego todo el mundo hable de lucha contra la despoblación", dijo.

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Teruel apoya la movilización social contra la futura mina y ha iniciado contactos para facilitar asesoramiento técnico a los pueblos afectados. Entre los expertos consultados figura el geólogo turolense José Luis Simón, conocedor de la litología provincial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión