Despliega el menú
Teruel

Manuel Alcalde: "El cambio climático influye en esta sucesión de extremas sequías e inundaciones"

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar cree que los Alcamines no tiene sentido como presa para laminar avenidas del Alfambra como la de la pasada gota fría.

Qué puede hacer la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para que varias pedanías de Olba no se queden aisladas con cada crecida del Mijares, como ocurrió con la gota fría del pasado octubre?

No es un problema que competa estrictamente a la CHJ. Hay administraciones competentes en la comunicación terrestre. La CHJ puede facilitar los datos hidrológicos y de todo tipo para hacer viables las obras necesarias. Se puede comprometer a que, en cuanto reciba el proyecto, tramitará de forma rápida la autorización.

¿Y respecto a la reparación de los daños causados por las recientes crecidas del Mijares, el Alfambra y el Turia?

Hay que distinguir entre los daños en infraestructuras de la CHJ o en los cauces de lo que son afecciones a infraestructuras de los ayuntamientos o de particulares. La CHJ puede actuar en los primeros. Lo otro queda para la administración correspondiente.

¿A cuánto ascienden los daños en el ámbito de la CHJ y que sí son de su competencia?

A 1,5 millones de euros, entre el Palancia, el Mijares, el Turia y el norte de Castellón.

Hablamos de una situación de riadas y pantanos llenos cuando hace menos de un año el Arquillo estaba vacío y se aplicaban restricciones en la ciudad por sequía. ¿Es normal este vuelco en tan poco espacio de tiempo?

Creo que el cambio climático se manifiesta en que los fenómenos extremos de sequías e inundaciones son más graves y más frecuentes. Es una pauta que se repite en muchos ámbitos y aquí asistimos a un efecto similar. Alguna relación existe.

Los vecinos de Olba se quejan de que la detracción de caudales del Mijares para la central hidroeléctrica de los Cantos (Castellón) sobreexplota los recursos del río y degrada su calidad. ¿Va a tomar alguna medida la CHJ?

En la derivación se respeta escrupulosamente el caudal ecológico, y la CHJ lo vigila constantemente. La concesionaria, Iberdrola, ha colocado escalas para los peces y sus mediciones de caudal las hemos contrastado con las nuestras. No me atrevo a decir si al aprobar el Plan Hidrológico de la Cuenca se evaluó el caudal ecológico por debajo de lo debido, pero, si se quiere revisar, se puede plantear para el nuevo Plan. Sugiero a quienes creen que es insuficiente que hagan los estudios precisos y busquen complicidades administrativas de cara al próximo Plan.

¿Puede haber sobreexplotación con el caudal ecológico fijado por el Plan vigente?

Si se cumplen las previsiones del Plan, los estudios indican que no se afecta a la fauna piscícola.

Pero desde la zona se han llevado a cabo estudios que apuntan al deterioro de la calidad del agua y de la fauna piscícola.

La CHJ no tiene esa sensación.

El plan de mejora del Mijares que acaba de elaborar la Comarca de Gúdar-Javalambre aboga por retirar obstáculos del río para recuperar su circulación natural, entre ellos la presa de los Toranes.

La continuidad los Toranes está sujeta a un procedimiento administrativo por caducidad de la concesión. Tienen que evacuarse informes por las administraciones implicadas y se ha considerado interesadas a organizaciones ecologistas y vecinales. Hay que hacer una valoración general y elaborar un informe que abogue por demoler o por la continuidad.

¿La presa de los Alcamines hubiera mitigado los daños provocados por las crecidas del Alfambra y el Turia tras la gota fría?

Es un proyecto del que se puede hablar porque está en la planificación de la cuenca de Júcar. Los Alcamines está calificada como una presa para garantizar el regadío. Si los futuros usuarios consideran que es deseable, deben promoverla. Esta obra está sujeta a la recuperación de la inversión y los regantes debe analizar si pueden asumir ese coste.

¿De dónde debe partir la iniciativa para retomar ese proyecto?

De propio territorio afectado.

¿Podría ser interesante para la laminación del Alfambra?

Los daños registrados en la cuenca no han sido excesivos tras el reciente episodio grave de lluvias. Desde el punto de vista de obra de laminación, la presa no estaría justificada.

El Arquillo prácticamente se agotó a principios de año y ahora roza el 100% de su capacidad. ¿Sería interesante su recrecimiento como plantea la Federación de Asociaciones de Vecinos?

El recrecimiento no está previsto en el Plan Hidrológico y el abastecimiento de Teruel, que se basa en el Arquillo y en pozos, está garantizado sin ninguna duda. El recrecimiento pasaría por considerar que el suministro no está asegurado y que la solución es recrecer. Luego habrá que estudiar si técnica, ambiental y económicamente es viable o hay alternativas más eficientes. El procedimiento reglado evita poner en marcha ocurrencias para resolver problemas.

Etiquetas
Comentarios