Despliega el menú
Teruel

"No es fácil guisar para 3.200 personas, pero con amor y patata de Cella todo sale buenísimo"

Cerca de 200 vecinos de la localidad del Jiloca prepararon este domingo un rancho multitudinario en la feria dedicada a este tubérculo.

La olla de tres metros y medio de diámetro en la que se cocinó la caldereta de patata y carne.
La olla de tres metros y medio de diámetro en la que se cocinó la caldereta de patata y carne.
A. G./Bykofoto

1.100 kilos de patatas, 400 de carne de toro y 150 kilos de caracoles. Estos fueron los principales ingredientes de la gigantesca caldereta que los vecinos de Cella prepararon este domingo para celebrar una nueva edición de la Feria de la Patata. Tres mil doscientas personas comieron de este guiso para el que fue necesario utilizar una olla de tres metros y medio de diámetro y palas de tres metros de largo a la hora de remover el contenido.

Con el calor todavía pegado a su cuerpo tras varias horas cocinando a base de fuego de leña, Victoria Rubio, encargada de dirigir la elaboración de la monumental caldereta, relataba este domingo tarde que se sentía "feliz". "No es fácil cocinar para más de 3.000 personas, pero con amor y patata de Cella todo sale buenísimo", aseguró. Aunque contó con la ayuda directa de una decena de personas, todos los elogios de los comensales iban dirigidos a ella. "Me siento muy satisfecha de poder hacer esto por Cella. Además, este lunes me han dicho que el guiso ha salido especial", afirmó.

La fiesta de Cella en torno a la patata arrancó ya el sábado, con pruebas deportivas, concurso de guiñote, exhibiciones culinarias y la preparación de más de 660 tortillas de patata con las que se elaboraron 2.700 bocadillos. Entre la caldereta y los emparedados, los vecinos y visitantes han consumido en 48 horas 2.150 kilos de patatas. Cerca de 200 voluntarios fueron necesarios para pelar todos los tubérculos.

"Es un orgullo para mí"

Uno de estos voluntarios, Manuel Fierro, concejal de Cella, se mostraba este domingo "encantado" de poder colaborar en el desarrollo de la feria divulgando así las cualidades de la patata. "Llevo 7 años participando y es un orgullo para mí contribuir a que esta gran fiesta salga bien", dijo.

Un año más, toda la población de Cella se ha volcado en una nueva edición de la Feria de la Patata, un acontecimiento festivo con el que los vecinos quieren difundir la excepcional calidad de los tubérculos que se cultivan en sus campos, regados con el agua de la famosa fuente que existe en la localidad, uno de los pozos artesianos más caudalosos de Europa.

El alcalde, Joaquín Clemente, explicó que la variedad que se cría en Cella es la conocida como ‘agria’, "ideal para hacer patatas fritas porque no se ennegrece con el fuego y puede cortarse en láminas muy finas". El regidor destacó que la labor de promoción que todo el pueblo hace está dando sus frutos y "cada vez más, hosteleros y particulares consumen patata de Cella".

En torno a la multitudinaria comida se organizó también un mercadillo de productos artesanales, una exhibición de juegos tradicionales aragoneses, degustaciones de jamón y patatas bravas, una Ronda a cargo de la Escuela de Jota, parques infantiles y un baile popular con el que finalizó la Feria de la Patata.

Etiquetas
Comentarios