Despliega el menú
Teruel

El grupo maderero Finsa invertirá 75,5 millones de euros en modernizar sus dos plantas de Cella

El plan permitirá incrementar la producción y crear 50 empleos que se sumarán a los 400 actuales.

La consejera Marta Gastón, durante la visita a la planta maderera de Cella
La consejera Marta Gastón, durante la visita a la planta maderera de Cella
Antonio Gacía/Bykofoto

La empresa maderera Finsa invertirá en sus dos fábricas de la localidad turolense de Cella 75,5 millones de euros en los próximos tres años, de acuerdo a un plan de ampliación y modernización de la instalaciones que contempla la creación de 50 nuevos puestos de trabajo. Se sumarán a los 400 trabajadores de la plantilla de estas fábricas, asentadas en la provincia de Teruel desde hace más de cuarenta años, si bien con diferentes integrantes en su accionariado a lo largo de su historia, entre ellos El Corte Inglés.

Las instalaciones turolenses contarán con la colaboración del Gobierno de Aragón para llevar a cabo su proyecto de futuro, acogiéndose a diferentes líneas de subvenciones disponibles para "todos los promotores interesados en apostar por la Comunidad", según subrayó la consejera de Industria y Empleo, Marta Gastón.

La responsable institucional visitó ayer las dos fábricas dedicadas a la producción de tableros melaminados y componentes del mueble. Gastón anunció la intención de su Departamento de declarar las plantas de interés autonómico, dada la envergadura del proyecto de ampliación, lo que, según aclaró, permitirá reducir a la mitad el plazo de gestiones administrativas. La consejera considera que los promotores "valoran a veces mucho más la reducción de plazos que las propias subvenciones directas".

El grupo Finsa –con nueve fábricas en todo el territorio nacional– ha podido acceder en los últimos años a ayudas del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), y, según la consejera, "está abierta la disponibilidad" de la convocatoria de este año para el plan de ampliación que ayer se presentó. "Porque –subrayó–, en este caso se cumple el objetivo del Fite de generar riqueza y empleo".

Nuevas líneas de producción

El proyecto de Finsa comprende, además de la modernización de las instalaciones, un crecimiento de la capacidad de fabricación, así como la incorporación de nuevas líneas de producción "más adecuadas al mercado actual", según manifestó el director de la Fábrica, Eduardo Rojo. El empresario quiso resaltar el modelo ‘eco’ del sistema productivo de Cella, con "el consumo de madera en el segundo uso, sostenible con el medio ambiente", así como la contribución de las plantas al asentamiento de la población. "Con la creación de empleo estamos colaborando a que los pueblos del entorno tengan atractivo para que la gente pueda seguir viviendo aquí", explicaba Rojo.

Las nuevas líneas productivas se centrarán en la implantación de medidas que permitan adecuarse al mercado actual, sobre todo, a través de un importante impulso al sistema de automatización.

El plan permitirá, asimismo, un incremento de la actividad industrial, basada en la fabricación de tablero aglomerado de partícula revestido de melamina, y de componentes para mobiliario. La producción se destina tanto al mercado nacional como internacional, y entre sus clientes figuran Leroy Merlín, El Corte Inglés o Inditex, que dedica el producto elaborado en Cella a la decoración de la mayor parte de sus tiendas, como destacó el consejero delegado del grupo, José Carvallo.

Según señaló el responsable de Finsa, las plantas turolenses, cuya implantación en Cella se remonta al año 1976, han sobrevivido a la crisis, al igual que el resto del grupo, "gracias al esfuerzo del personal en su adaptación al componente tecnológico y de transformación que exigen los nuevos retos".

Etiquetas
Comentarios