Despliega el menú
Teruel

Un niño de Utrillas entrega a Dinópolis restos de un dinosaurio que encontró en el campo

A raíz del proyecto del parque paleontológico de Teruel se han disparado los hallazgos de fósiles por particulares

El paleontólogo de Dinópolis, Rafael Royo, muestra a los escolares de Utrillas fósiles de iguanodóntidos
El paleontólogo de Dinópolis, Rafael Royo, muestra a los escolares de Utrillas fósiles de iguanodóntidos
P. R.

Los paleontólogos de la Fundación Dinópolis han estudiado y restaurado los restos fósiles de un dinosaurio encontrado por un niño de 9 años de Utrillas mientras paseaba por el monte en las Parras del Martín, barrio pedáneo de esa localidad minera. Las piezas, que corresponden a un fragmento de tibia y a las vértebras dorsal y caudal de un ejemplar de iguanodóntido que vivió hace 110 millones de años, regresaron el lunes a la zona. Los científicos del parque paleontológico mostraron los fósiles a los alumnos de 4º de Primaria del colegio del municipio, en la misma aula donde cursa sus estudios Pedro Romero, el pequeño que halló el material fosilizado cuando paseaba con su padre.

"Hemos realizado en el centro educativo una actividad divulgativa en agradecimiento por esta acción que comenzó con un hallazgo casual", señaló Rafael Royo, paleontólogo de la Fundación Dinópolis.

Además de las piezas encontradas en 2015 por Pedro Romero, los escolares pudieron ver de cerca otros fósiles de la misma época y pertenecientes a ejemplares de iguanodóntidos, todos ellos descubiertos en la zona. Es el caso de una vértebra caudal que halló en el monte un vecino de Castel de Cabra y los fragmentos de húmero que los paleontólogos de la Fundación extrajeron en unas prospecciones realizadas en Utrillas en 2002.

Estos fósiles forman parte de un trabajo científico que los paleontólogos de Dinópolis presentaron en el 63 Congreso Científico que la Sociedad Geológica de España desarrolló el año pasado en la ciudad alicantina de Elche. El estudio será publicado en la revista de la citada sociedad.

Rafael Royo ha aclarado que los restos, aunque no presentan una importancia científica extraordinaria por haber surgido en diferentes enclaves de forma aislada, han dado una nueva visión de los iguanodóntidos. Y sobre todo, porque algunas de las piezas guardan "grandes similitudes con Proa", el dinosaurio descubierto en la mina Santa María de Ariño y único en el mundo. Royo explicó que se han abierto diferentes vías de investigación al tratarse de huesos fosilizados de ejemplares de diferente tamaño, lo que demuestra la gran variedad de espécimenes pertenecientes a una misma época.

Tradición paleontológica

Utrillas cuenta con una larga tradición paleontológica. De hecho, en uno de sus yacimientos se localizaron –al igual que en Morella (Castellón)– los primeros restos de dinosaurios de España en 1872. Fue el padre de la paleontología española, Juan Vilanova, el artífice de este hito histórico.

Esta tradición y la mayor sensibilidad de la población hacia los temas relacionados con la ciencia que estudia los animales prehistóricos han disparado los hallazgos de fósiles por parte de particulares. Pedro Romero, el padre del niño que localizó los huesos fosilizados en Las Parras del Martín, confesaba que su hijo «identificó inmediatamente estas piezas como pertenecientes a dinosaurios en cuanto las vio».

Rafael Royo admitía que actualmente los ciudadanos "están más concienciados por cuidar estos recursos a raíz del proyecto de Dinópolis". "Les gusta saber que contribuyen a generar conocimiento", agregaba, tras asegurar que son más conscientes de su utilidad.

Cada año se produce un goteo constante de hallazgos casuales, pero, según puntualizó el paleontólogo, "únicamente un 10% de los mismos representan descubrimientos de fósiles realmente relevantes".

Etiquetas
Comentarios