Teruel

El misterio del calendario perpetuo de Noguera de Albarracín

En la fachada de la iglesia de esta localidad permanece desde hace alrededor de 90 años un singular almanaque que permite calcular el día de la semana de cualquier fecha.

El misterio del calendario perpetuo de Noguera de Albarracín
Ayuntamiento de Noguera de Albarracín

Se denomina Almanaque de San Román y, por el momento, “sigue sin conocerse su procedencia”, cuenta el alguacil del Ayuntamiento de Noguera de Albarracín, Daniel Pascual. En la fachada principal de la iglesia parroquial de San Miguel, un edificio cuya construcción en el municipio turolense data del siglo XVIII, luce desde hace más de 90 años un calendario que sirve para saber el día de la semana del año actual, pasado o futuro.

“Es un calendario perpetuo -prosigue el alguacil-. En la inscripción figuran unas claves que corresponden al mes pero faltan las del año, que van del 1 al 6, luego el 0 y así sucesivamente, y que corresponden a cada año excepto los bisiestos, que tienen dos números: uno para saber fechas anteriores al 28 de febrero y otro para las posteriores”.

Para calcular el día se añade al número fijo de cada mes el valor numérico señalado en la tabla de años y se suma con la fecha que interesa saber del mes. La suma dividida por siete da un residuo que representa: si es cero, domingo; uno, lunes; dos, martes; tres, miércoles; cuatro, jueves; cinco, viernes; seis, sábado.

Iglesia parroquial de San Miguel

La documentación que figura en el Ayuntamiento de Noguera de Albarracín acerca de este almanaque es escasa y apenas recoge las claves del calendario de San Román desde el año 1925 hasta 1940. A partir de esta información, Daniel Pascual ha elaborado un documento que explica su funcionamiento.

Sobre la procedencia su colocación en la fachada de la iglesia, Pascual explica que “desde hace años he intentado averiguar quién lo puso ahí. Cuando yo era niño le pregunté al cura pero no supo explicarme cuándo se instaló. Por las fechas que aparecen en las claves del documento debió ser colocado entre 1925 y 1940. Hoy tengo 58 años y sigo sin saberlo”.

El alguacil recuerda que en ese tiempo tuvo lugar un periodo convulso en la sierra de Albarracín, sobre todo durante la Guerra Civil. Fue un momento en que se desmantelaron muchas iglesias de la zona, entre ellas la de Noguera. Por aquí vino desde Madrid la Columna Del Rosal y entre esta unidad de milicias republicanas tal vez estuvo la persona que fijó el calendario en la fachada del templo”, apunta Pascual.

Con frecuencia, quienes visitan el municipio pregutan a menudo por este almanaque de San Román, que en realidad “no tiene nada que ver con el santo ni con la iglesia. Se trata del apellido del autor del calendario”, aclara.

Almanaque de San Román


Etiquetas
Comentarios