Teruel

Villar del Cobo reivindica ser la cuna del río Tajo

Un trabajo de investigación revela que el manantial de la cuenca más alejado del mar se sitúa en el barranco de la Melchora, en el término del municipio turolense.

Imagen de la fuente del barranco de la Melchora, en el término de Villar del Cobo
J. M. G. Ch

El Ayuntamiento de Villar del Cobo, municipio situado en el corazón de los Montes Universales, en la provincia de Teruel, pedirá a la Confederación Hidrográfica del Tajo una revisión de los registros sobre el nacimiento del río más largo de la Península Ibérica, ya que, según un trabajo de investigación elaborado por un ingeniero, el primer manantial que aporta aguas a este curso fluvial, y por tanto, el más alejado del mar, se encuentra en el barranco de la Melchora, en el término municipal de esa localidad turolense, y a unos 400 metros de la fuente de Juan Rubio, el siguiente acuífero de la cuenca con nombre.

Esta reivindicación no es nueva. Ya en el año 2011, la Corporación Municipal de Villar del Cobo trasladó una petición a la citada Confederación Hidrográfica reclamando un estudio exhaustivo de la cuenca para determinar el origen del río y corregir, a su juicio, los errores que desde siglos han planeado sobre este hecho. Buena parte de los documentos históricos sitúan a los Montes Universales o a las fuentes del Tajo –sin especificar cuáles–, como el punto de arranque de ese curso fluvial. Hay otros posteriores en los que se afirma que Fuente García, en el término municipal de Albarracín, es el auténtico lugar del nacimiento del río.

Para el ingeniero José María García Checa, ninguno de estos lugares se ajustan a la realidad. Tras seguir el recorrido de la cuenca del Tajo y realizar mediciones, ha sacado la conclusión de que las primeras fuentes que aportan sus aguas al curso fluvial son las del barranco de la Melchora, un lugar muy poco explorado, la Fuente de la Malena y la de Juan Rubio, "las tres en el término municipal de Villar del Cobo".

García Checa reconoce que los orígenes del Tajo "son muy humildes", a través de pequeños acuíferos de los que brotan escasos pero permanentes caudales. De hecho, asegura que el manantial del barranco "prácticamente nunca se seca". Dice que para dar un mayor realce a la cuna del más largo curso fluvial de la Península Ibérica se ha arropado este hecho con diversas historias, que, en realidad, crean confusión sobre la realidad de los hechos. Entre otras actuaciones, se ha levantado un monumento al nacimiento del río, con una obra escultórica de José Gonzalvo, en un lugar situado entre los términos de Albarracín y de la Comunidad al que se lleva agua a través de un pequeño canal, que se nutre de dos arroyos porque allí no brota ni una gota.

El ingeniero sostiene que lo "lógico sería que la Confederación del Tajo revisase estos conceptos". Y añade que si para establecer el origen del río, se tiene el cuenta el criterio de la fuente más alejada con respecto al mar –"el más normal", a su juicio–, este sería, «sin duda, el acuífero del barranco de la Melchora».

El alcalde de Villar del Cobo, José Miguel Aspas, expresaba el interés del Ayuntamiento en retomar la reivindicación para que figure este municipio como la cuna del Tajo. Al hilo del estudio de García Checa, publicado en la revista ‘Rehalda’ del Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín, se pretende recabar su asesoramiento técnico para solicitar nuevamente a la Confederación Hidrográfica la revisión de sus informes.

Según señalaba el regidor, las solicitudes cursadas por la Corporación municipal hace una década no tuvieron la respuesta adecuada. "Pero esto no significa que vayamos a abandonar", exclamaba rotundo.

Etiquetas
Comentarios