Teruel
Suscríbete

Arranca el juicio contra 2 de los 4 acusados del crimen de Fuentes Claras

Permanecen huidos y bajo orden de detención los principales acusados de la muerte de Luis Esteban, ocurrida hace dos años

Los dos hombres que serán juzgados a partir de mañana, en un furgón policial
Los dos hombres que serán juzgados a partir de mañana, en un furgón policial
Antonio García/bykofoto

Este lunes comienza en la Audiencia Provincial de Teruel, por el procedimiento del Jurado Popular, el juicio contra dos de los cuatro presuntos autores del homicidio de Luis Esteban, el vecino de Fuentes Claras que en febrero de 2015 fue víctima de un robo y cuyo cadáver fue hallado por un familiar en su casa maniatado y con golpes.

Se sientan en el banquillo El Fatmi Chafnaje y Rachid Lioumouri. El primero es el esposo de una de las empleadas de hogar de Luis Esteban y se le atribuye el hecho de haber proporcionado a otros información sobre el dinero que el fallecido guardaba en una caja fuerte en su propio domicilio. El segundo, vecino de Zaragoza, fue quien llevó en su coche a otros dos hombres, Fadil El Asnaoui y Mohamed Cherkaoui, desde la capital aragonesa a Fuentes Claras con el objetivo de cometer un robo en casa de Esteban.

Estos dos últimos, huidos y bajo una orden internacional de detención, están considerados, presuntamente, como los principales autores de la muerte del vecino de Fuentes Claras mientras que El Fatmi Chafnaje y Rachid Lioumouri –todos ellos de origen marroquí– habrían sido cooperadores necesarios en el crimen. No obstante, serán los 9 ciudadanos que integren el Jurado Popular quienes, a la vista de los testimonios y pruebas que se viertan desde este lunes y hasta el miércoles en la sala de vistas, los que decidan acerca de la participación que tuvieron en el homicidio los dos procesados y, en consecuencia, se pronuncien sobre su culpabilidad o inocencia.

La Fiscalía pide 22 años de cárcel tanto para Chafnaje como para Lioumouri por un delito de homicidio, otro de robo con violencia y un tercero de pertenencia a organización criminal. Además, que indemnicen a los herederos de Luis Esteban con 200.000 euros –la cuantía que se estima sustraída– y otros 120.000 por la muerte de este.

La acusación particular –ejercida por los familiares de Esteban– califica los hechos de asesinato y, en consecuencia, eleva la pena solicitada para cada uno de los dos procesados a 32 años de prisión: 20 por el asesinato, 5 por robo con violencia y 8 más por pertenencia a organización criminal.

Las defensas de los acusados pedirán para ellos la absolución. La abogada María Jesús Azuara, que representa al marido de la asistenta de Esteban, niega que su cliente tuviera alguna participación en el crimen y asegura que «no hay pruebas contundentes que lo incriminen». Afirma que Chafnaje no reveló a nadie datos sobre el dinero del fallecido. «Todo el mundo sabía que este hombre guardaba sus ahorros en casa porque lo contaba él mismo. Era un señor muy amable y hablador y conversaba con todo el pueblo», dice.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión