Teruel
Suscríbete por 1€

Royuela ondea las banderas en el traspaso de los cargos festivos

La localidad turolense apuesta por los actos tradicionales entre los que ayer no faltó el encierro de un toro bravo.

Los vecinos de Royuela asistieron ayer al traspaso de cargos de las fiestas, un acto típico de la localidad.
Royuela ondea las banderas en el traspaso de los cargos festivos
ha

Los toros de la ganadería de Raúl González fueron ayer los protagonistas en las fiestas de Royuela. Como cada año, el pueblo comenzaba uno de sus días grandes con uno de los actos más esperados, el tradicional encierro. A las doce de la mañana, después de recorrer las calles y las peñas de la localidad con la música de la charanga ‘2000’, todos los asistentes esperaban ansiosos la llegada del primer toro.

Los campos cercanos al pueblo se convirtieron en gradas improvisadas en las que los coches, los árboles o las vallas de las casas fueron las barreras perfectas para el público. Los más taurinos se animaron a seguir y guiar el recorrido de los astados montados en caballos o con sus coches. Un trayecto que cambió de rumbo con el segundo toro, cuando el animal se detuvo en el campo de fútbol que sirvió de plaza para los más intrépidos, hasta que con la ayuda de los caballos y los mansos se retomó la ruta original.

La emoción y la pasión por esta tradición estaban presentes en todos, mayores y pequeños, ya que este acto es una cita ineludible para los vecinos de Royuela pero también de los pueblos cercanos de la comarca. Los jóvenes alargaron un poco más su noche para poder verlo y los mayores se despertaron a propósito.

Un recorrido lleno de adrenalina que en esta ocasión se realizó sin sorpresas. "Para todo lo que suele pasar ha sido hasta aburrido", bromeaban algunos de los asistentes más veteranos. Por la tarde, el pueblo se vistió de gala para asistir al traspaso de cargos de las fiestas. Se trata de un acto típico de la localidad donde los anfitriones de los festejos dieron el relevo a los del año próximo con la entrega de una serie de objetos representativos como las bandas y el ondeo de las banderas. Una celebración que tradicionalmente se dividía entre los hombres solteros y casados del pueblo, pero que ahora está abierta a todos los interesados. La jornada que dio la bienvenida al fin de semana terminó como comenzó con música con la sesión de la discomóvil Shadow.

Hoy Royuela comienza la recta final de sus fiestas que terminaran mañana, pero lo hace a lo grande. A las 12.00, el encierro a caballo volverá a iniciar la jornada en la que no faltará la música ni actos taurinos. No habrá que esperar a la noche para poder disfrutar de la música más actual, ya que a las 19.00, después de la suelta de vaquillas, comenzará la macro discomóvil.

El domingo, el pueblo clausurará sus festejos con el nombramiento de la nueva comisión organizadora. Los vecinos despedirán así cinco días de celebración llenos de actividad, pensado ya en el volteo de campanas que dará la bienvenida a las fiestas del próximo año.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión